LOGIN
Inicio Internacional Donbas “la mayor ofensiva en suelo Europeo desde la II Guerra Mundial”.

Donbas “la mayor ofensiva en suelo Europeo desde la II Guerra Mundial”.

by Noticias al Despertar

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha cargado duramente contra Rusia en el Foro Económico Mundial de Davos, acusando al régimen de Putin de “usar el hambre y los cereales para ejercer el poder”, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria global.

Davos, en los alpes suizos, la charla de cuatro días dedicada a la economía, un evento que se reanuda de manera presencial después de una pausa de dos años debido a la pandemia de Covid-19 y al que Rusia no fue invitado

Caviar negro, champán añejo y foie gras eran, en años anteriores, el plato fuerte de algunas de las fiestas más deslumbrantes del Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, amenizadas por los músicos y estrellas del pop más destacados de Rusia.

Su importancia era tal que, en condiciones habituales, Rusia habría tenido su propia “casa” en el encuentro de líderes como escaparate para empresarios e inversionistas. Pero este año no es así.

Artistas ucranianos transformaron la tradicional “casa rusa” en la calle principal de Davos en una “casa de los crímenes de guerra rusos”, que retrata imágenes de miseria y devastación y que evidencian los delitos que el Kremlin está acusado de cometer tras la invasión a su vecino.

Después de dos años de virtualidad por cuenta de la pandemia del Covid-19, el centro turístico alpino volvió a ser escenario presencial del Foro Económico Mundial, con la guerra en Ucrania esta vez como protagonista.

Rusia no ha sido invitado a ninguno de los 270 paneles de discusión en el Foro Económico Mundial que, en su lugar, hizo un homenaje a la nutrida delegación ucraniana y cedió el micrófono al presidente Volodímir Zelenski para uno de los actos de apertura.

Zelenski aseguró que el mundo se enfrenta a un punto de inflexión y pidió aumentar las sanciones contra Rusia, mientras que el Kremlin acusó a Occidente de desencadenar una crisis alimentaria mundial al imponer las sanciones más severas en la historia moderna.

“Es necesario cambiar el enfoque, no reaccionar, sino actuar y actuar de forma preventiva y no solo para adaptarnos a las nuevas realidades que tenemos sino para crear nuevas herramientas, nuevos precedentes”, afirmó el mandatario en videoconferencia.

Continuó con una pregunta: “¿tendríamos que hacer eso si nos hubieran escuchado el año pasado y aplicado un paquete de sanciones justo, preventivo y completo contra la federación rusa que podría derribar a cualquier agresor?”.

Y aunque la guerra en Ucrania es el gran protagonista, para los asistentes al foro hay mucho más que abordar, como por ejemplo el aumento vertiginoso de los precios de los alimentos y el combustible, el cambio climático, la desigualdad y las persistentes crisis de salud.

“Hoy la artillería rusa está bombardeando deliberadamente almacenes de cereales y sus barcos de guerra en el mar Negro están bloqueando a los barcos ucranios”, ha afirmado. Por eso, la UE está haciendo todo lo que puede para que Ucrania gane esta guerra.

En el mismo foro, el presidente español, Pedro Sánchez, ha dicho que “el ataque de Putin a Ucrania es un ataque a la UE y a sus valores”. En Ucrania, Rusia intensifica sus operaciones en el este de Ucrania, con fuertes ofensivas en las ciudades de Severodonetsk o Lisichansk, para lograr el control total de la provincia de Lugansk, que junto con la de Donetsk conforman la región de Donbás.

El presidente ucranio, Volodímir Zelenski, advierte de que las próximas semanas serán difíciles para sus compatriotas. Rusia, por su parte, afirma que los ataques se centran en depósitos de armas ucranios y que las tropas rusas conseguirán, sin fijar plazos, “todos los objetivos fijados por el presidente”, Vladímir Putin. Kiev, por el contrario, afirma que los ataques han acabado con viviendas y una escuela y han afectado a refinerías y plantas químicas en Lugansk, la provincia que se considera el motor industrial de Ucrania.

Kuleba pide más armas ante “la mayor ofensiva desde la II Guerra Mundial”

El ministro ucranio de Exteriores, Dmitro Kuleba, ha “urgido” a los países aliados a “acelerar el envío de armas y munición” para contraatacar a las tropas rusas, que ahora mismo llevan a cabo en la región de Donbas “la mayor ofensiva en suelo europeo desde la II Guerra Mundial”.

“Es demasiado pronto para concluir que Ucrania tiene todas las armas que necesita”, escribe el responsable de la diplomacia ucrania en su cuenta de Twitter. “La ofensiva rusa en Donbás es una batalla despiadada”, sentencia, antes de llamar a sus “socios” a apresurar la entrega de armamento, “especialmente sistemas móviles lanzamisiles, artillería de largo alcance y vehículos blindados”.

Demasiado pronto para concluir que Ucrania ya tiene todas las armas que necesita.
La ofensiva rusa en Donbas es una batalla despiadada, la más grande en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial.
Insto a los socios a acelerar las entregas de armas y municiones, especialmente MLRS, artillería de largo alcance, APC.

Rusia anuncia que ha empezado a desminar la costa del mar de Azov, cerca de puerto de Mariúpol

Zapadores rusos han comenzado a desminar la costa del mar de Azov cerca del puerto de Mariúpol (sudeste), bajo control de Rusia desde la caída la semana pasada de la acería de Azovstal, según ha informado este martes el Ministerio de Defensa. “Unidades de ingeniería de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa desminan la costa del mar de Azov cerca del puerto de Mariúpol”, ha señalado la institución castrense en un breve comunicado en su cuenta oficial de Telegram.

Según Defensa, los trabajos de desminado son realizados por especialistas del Centro Internacional de Acción contra las Minas. En un vídeo, se puede ver cómo un sistema de desminado robótico Urano-6, parecido a un bulldozer, pasa por la arena para encontrar minas, algunas de las cuales explotan a su lado. También se ve a un grupo de zapadores con detectores de metal y marcando con banderitas rojas con la letra M en blanco el lugar donde han hallado una mina.

Durante esta labor, “los zapadores detectan y neutralizan las municiones sin detonar que no han explotado durante las batallas recientes”, explica el Ministerio de Defensa. Hasta la fecha, los zapadores han inspeccionado más de 50 kilómetros de la costa del mar de Azov y neutralizado más de 300 municiones diferentes, ha añadido.

El Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania lleva días indicando que el objetivo de Rusia es ahora poner en marcha el puerto de Mariúpol, que le proporcionará otra vía de abastecimiento, además del de Sebastópol en la anexionada península de la Crimea y del de Berdiansk, este último mucho más pequeño.

Un día antes, Defensa informó de que los zapadores empezaron las labores de desminado en el extenso territorio de la acería de Azovstal, donde neutralizaron hasta el momento 100 artefactos explosivos tras la retirada de los defensores ucranios. Las milicias de la autoproclamada república separatista de Donetsk ha informado este martes de que durante esta tarea han resultado heridos hasta ahora cuatro especialistas del equipo de desminado.

Rusia anunció el pasado 20 de mayo la completa rendición de los defensores de Azovstal después de que otros 531 combatientes antrincherados en la planta desde hace casi dos meses abandonaran sus instalaciones y se entregaran a las tropas rusas. En total, según Moscú, a lo largo de la semana pasada se entregaron 2.439 combatientes ucranios, en su mayoría miembros del batallón nacionalista Azov.

Podria Gustarte