LOGIN
Inicio Internacional El camino para que el inmigrante ingrese por la frontera es cada vez más difícil

El camino para que el inmigrante ingrese por la frontera es cada vez más difícil

by Noticias al Despertar

Para miles de venezolanos que esperan llegar a la frontera entre Estados Unidos y México, la noticia reciente de que Washington ha decidido expulsar a quienes han residido en Colombia es solo la señal más reciente de que el camino hacia Estados Unidos está desapareciendo.

El Departamento de Seguridad Nacional, DHS, comenzó a regresar a los venezolanos que anteriormente residían allí a través de vuelos. Las autoridades federales están emprendiendo el esfuerzo citando el Título 42, una orden de salud pública que el gobierno de Estados Unidos. ha utilizado para rechazar a los migrantes en la frontera durante la pandemia de COVID-19, incluidos los que buscan asilo.

DHS confirmó en un comunicado que el 27 de enero devolvió a dos ciudadanos venezolanos a Colombia, donde habían vivido anteriormente. La nación sudamericana acordó recibir los vuelos luego de varias semanas de discusiones, dijo un funcionario de la administración Biden. Se espera que los vuelos, de los cuales estarán a cargo el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, ICE, se realicen con regularidad.

“El camino para que el inmigrante ingrese por la frontera es cada vez más difícil. Comenzó con México exigiendo a los venezolanos que tuvieran visas para poder ingresar al país”, dijo John De La Vega, un abogado de inmigración de Miami especializado en ayudar a la comunidad venezolana. Agregó: “Lo que estamos viendo es una tendencia que muestra que lo que la Casa Blanca quiere en este momento es tratar de detener el flujo de migrantes que intentan cruzar la frontera”.

Los informes de prensa provenientes de Colombia causaron alarma entre los venezolanos luego de que los principales periódicos informaron que hasta 6,000 venezolanos detenidos en los Estados Unidos. podrían ser deportados a Colombia a fines de febrero.

Esos informes ganaron credibilidad el lunes después de que los medios de comunicación de Estados Unidos, incluidos CNN y el Washington Post, informaron que el gobierno de Estados Unidos había comenzado a transportar silenciosamente a inmigrantes venezolanos de regreso a Colombia.

Funcionarios colombianos también informaron que el lunes llegaron los dos primeros venezolanos, pero la vicepresidenta y canciller del país, Marta Lucía Ramírez, negó el martes que haya un acuerdo entre Washington y Bogotá para enviar de regreso a 6,000 venezolanos.

“No es cierto que hayamos firmado un acuerdo con Estados Unidos para traer 6,000 venezolanos deportados”, dijo a periodistas, aunque admitió que Estados Unidos ha planteado la posibilidad de que algunos venezolanos que han llegado con colombianos de manera irregular sean deportados a Colombia.

Hasta octubre de 2021, más de 5.9 millones de personas han huido de Venezuela, que enfrenta una violencia generalizada, escasez de alimentos, medicamentos y suministros básicos y falta de acceso a atención médica.

La pandemia de coronavirus ha abrumado a los hospitales de la nación y ha exacerbado la crisis humanitaria ya existente. La mayoría de los refugiados venezolanos viven en Colombia y Perú, según la Agencia de Refugiados de la ONU.

Pero decenas de miles también se han dirigido a la frontera, en busca de mejores condiciones de vida y trabajo. La cantidad de ciudadanos venezolanos interceptados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos en la frontera ha aumentado constantemente, según datos de CBP.

Entre octubre de 2021 y diciembre de 2021, CBP interceptó a casi 60,000 venezolanos — más que en los dos años fiscales anteriores combinados. En marzo de 2021, la administración Biden otorgó a los venezolanos el Estatus de Protección Temporal, que permite a las personas de países en crisis vivir y trabajar temporalmente en los Estados Unidos.

En ese momento, los venezolanos en Doral se reunieron en el restaurante El Arepazo para celebrar la política. Se estima que 320,000 venezolanos elegibles tienen hasta septiembre de 2022 para solicitar la designación humanitaria. Pero la medida solo aplica para quienes ya estaban en el país desde principios de marzo de 2021, lo que significa que las personas que hayan llegado a Estados Unidos después de esa fecha no son elegibles para el TPS.

Colombia también ha ofrecido su propia versión de TPS a los venezolanos desde febrero de 2021. En diciembre, el presidente de Colombia, Iván Duque, dijo que el objetivo era entregar 1.8 millones de tarjetas TPS a los venezolanos bajo el programa Estatuto de Protección Temporal para Migrantes Venezolanos para agosto de 2022.

“Que este sea el gran triunfo de una política migratoria, como la merece el mundo en el siglo XXI,” dijo Duque. ‘MUCHA GENTE CONFUNDIDA’ La embajada de Venezuela en Estados Unidos dijo en un comunicado el martes que la crisis de refugiados de Venezuela fue causada por la “la emergencia humanitaria compleja generada por la dictadura de Nicolás Maduro”.

Agregó que más restricciones solo exacerbarán la crisis de refugiados y aumentarán la trata y el contrabando de personas. “Nuestro firme llamado es a permitir que los migrantes venezolanos puedan presentar su solicitud de asilo, que la misma sea evaluada de acuerdo a los procedimientos establecidos, y conforme a ello sea tomada una decisión definitiva,” dijo la embajada en un comunicado, “Desestimar sumariamente este clamor humanitario de ayuda sólo deja a los venezolanos en mayor indefensión y vulnerabilidad.”

Brian Fincheltub, director de asuntos consulares de la embajada, le dijo al Miami Herald que alrededor del 99.5% de los venezolanos que han logrado ingresar a Estados Unidos han podido avanzar con sus casos de asilo, a pesar de los casos de venezolanos devueltos a Colombia.

Hecho público el lunes. Los números de venezolanos que son devueltos son mínimos, agregó Fincheltub, en comparación con otras nacionalidades, lo que demuestra que los venezolanos están recibiendo una consideración especial.

“Es importante tener en cuenta eso porque hay mucha gente confundida. Hay mucha gente pensando que está a punto de ser deportada, mientras que la gente que en realidad está en riesgo de ser devuelta son los venezolanos que tienen residencia en un tercer país”, dijo.

El senador demócrata estadounidense Bob Menéndez de Nueva Jersey condenó la reubicación de venezolanos en Colombia, calificándola de “extremadamente perturbadora”, y criticó el manejo del presidente de los asuntos de inmigración, que ha sido criticado tanto por demócratas como por republicanos que creen que Biden no es haciendo lo suficiente.

“Al continuar usando una página del libro de jugadas de aplicación de la ley de inmigración del [expresidente Donald] Trump, esta administración está dando la espalda a los inmigrantes que más necesitan nuestra protección”, dijo Menéndez.

“En última instancia, el uso del Título 42 priva a los solicitantes de asilo legítimos de su derecho legal a buscar asilo y presentar sus solicitudes en los Estados Unidos, y su uso prolongado ha creado condiciones inseguras para los migrantes vulnerables”.

Los venezolanos que ya residen en el sur de Florida vieron los nuevos desarrollos con sentimientos encontrados, temiendo sus implicaciones para miles de venezolanos que aún intentan llegar a los Estados Unidos, pero también viendo la necesidad de imponer orden en la frontera.

“Obviamente es algo que tiende a escandalizar a la comunidad venezolana, ya que los venezolanos vienen huyendo de una situación trágica. Pero también tenemos que respetar el derecho de los países a proteger su seguridad y sus fronteras”, dijo José Colina, director ejecutivo de una organización de exiliados políticos venezolanos. “No me gusta la medida, pero no me sorprende”.

Podria Gustarte