Conecta con nosotros

Economía

Gobierno fija el nuevo valor tributario a 1 Millón de bolívares.

Publicado

on

En Gaceta Oficial N° 42.211 de fecha 13 de septiembre de 2021, los Ministerios de Planificación y de Economía, Finanzas y Comercio Exterior, publicaron la Resolución Conjunta mediante la cual se fija la Unidad para el Cálculo Aritmético del Umbral  máximo y mínimo (UCAU) en un millón de  Bolívares (Bs. 1.000.000,00).

Esta nueva unidad está, en consecuencia, adaptada a la lógica de la nueva expresión monetaria.

La UCAU sustituye la Unidad Tributaria a los fines de la realización de operaciones aritméticas relacionadas con contrataciones públicas y cuando la Unidad Tributaria sea utilizada como factor de cálculo aritmético para la determinación de montos en bolívares, indica un Tax Alert de la consultora EY Venezuela.

El valor de la UCAU podrá ser actualizado periódicamente mediante Resolución conjunta de los Ministerios de Planificación y de Economía, Finanzas y Comercio Exterior.

La Resolución entró en vigencia a partir de su publicación en Gaceta Oficial.

Sigue leyendo
Click para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

En los primeros días del nuevo cono monetario era un poco enredado, pero terminas adaptándote

Publicado

on

Por

El nuevo cono monetario busca disminuir el uso de dinero efectivo y aumentar y diversificar las transacciones digitales en sus distintas modalidades

Venezuela cumple este viernes una semana con el bolívar digital, una reconversión monetaria que implica la eliminación de seis ceros a los billetes. El Gobierno del país asegura que la medida está orientada a facilitar las transacciones comerciales tras la hiperinflación a la que ha estado expuesto su moneda nacional. Entre tanto, diversos ciudadanos venezolanos consultados por RT aseguran que el bolívar digital es excelente y más fácil de usar.

Hasta hace una semana, el número de ceros [de los bolívares] era incalculable y nos confundíamos muchísimo, pero ahora podemos entender mejor cuál es el sistema monetario, afirma una residente de Caracas.

En los primeros días del nuevo cono monetario era un poco enredado, pero terminas adaptándote, dice Ana Da Silva, comerciante en un mercado de la capital. A mí me parece excelente, porque antes era problemático para trabajar con la cantidad de ceros, pero así de cortico se hace más fácil, señala por su parte William Chacón, también comerciante, aunque algunos todavía no están familiarizados con la nueva expresión monetaria y aseguran que se confunden a la hora de sacar cuentas.

Las medidas del Gobierno

Una de las medidas que ha tomado el Gobierno para garantizar que los venezolanos se adapten a la nueva expresión monetaria es que los comerciantes coloquen un cartel con los precios tanto en la nueva expresión como en la anterior. De igual forma, coexistirán durante un tiempo los billetes de la nueva expresión monetaria con los billetes anteriores.

De momento, la reducción de seis ceros en la escala monetaria enreda un poco a la gente, pero al cabo de unos dos meses ya todo el mundo se habrá adaptado, opina el economista Juan Carlos Valdez. Además, sostiene que sería incorrecto afirmar que el nuevo cono monetario haya tenido una tímida circulación. Lo que ahora está circulando tímidamente es el efectivo, es el dinero físico. En términos reales, el dinero físico siempre representa no más de un 5-6 % del total del dinero que circula, afirma Valdez.

Los expertos confirman que la nueva expresión monetaria no suma ni resta valor al bolívar. Entretanto, los organismos del Estado han emprendido acciones de fiscalización para evitar que se imponga la especulación en los precios de bienes y servicios.

Sigue leyendo

Economía

Comercios en Venezuela aceptan criptomonedas: petro, bitcoin, dash, ethereum y otras criptodivisas

Publicado

on

Por

En la ciudad de Caracas cada vez es más común el pago con criptomonedas en los negocios comerciales. Pero no se trata solamente de la criptomoneda local, el Petro, sino también aceptan otras criptomonedas como bitcoin, dash, ethereum, litecoin, theter, XPT y otras.

Los rubros que están aceptando pagos con criptomonedas son: locales de comidas, servicios de envíos, artículos deportivos, ropa, calzado, y hasta inmuebles. Y las plataformas más utilizadas para pagar con criptomonedas son diferentes billeteras digitales y una llamada biopago o criptobuyer.

Dónde se puede pagar con criptoactivos en caracas:

  • Tiendas por departamento Traki, en casi todas sus sucursales en Caracas.
  • Negocio de comida “Tu Cachapa” en Caricuao.
  • KMC Laboratorio clínico, esto también es en Caracas pero solo aceptan dash.
  • Las farmacias Farmarato.
  • El Instituto de Internet, dedicado a la formación de marketing digital y redes sociales.
  • Red de tiendas de calzados Gina y Bambino.
  • La cadena de alquiler de autos Amigo’s Car Rental.
  • Supermercados Excelsior Gama y Central Madeirense.
  • El servicio de TV por cable, Simple TV.
  • Tienda de tecnología Aragbi, en la localidad de Catia, Caracas.
  • La cadena de hamburguesas Burger King, a través de la plataforma criptobuyer.
  • La cadena Pizza Hut.
  • Mercados Bio.
  • La cadena de salas de cine Cines Unidos.
  • Restaurantes Pollo Riviera.
  • Buddha Bar.

La gran parte de estos comercios aceptan hasta más de 5 criptomonedas distintas: bitcoin, cryptobuyer (XPT), dash, ethereum, litecoin, BNB, tether y DAI. Se habla de aproximadamente unas 20,000 tiendas que permiten hacer pagos con criptodivisas.

Por otro lado, ciertos servicios profesionales privados han decidido aceptar criptodivisas como forma de pago, sobre todo aquellos que desde Venezuela son prestados en otro lugar del continente.

Un abogado explica a un diario local que ha prestado servicio a venezolanos que viven por ejemplo en Argentina y que no han tenido problemas en ofrecer pagos en bitcoins.

Venezuela es un país en el que la moneda local tiene una devaluación de casi un 2,000 por ciento, y el dólar ha sido la moneda que se ha implementado paralelamente para subsistir, pero no tiene curso legal emitido por el estado. Sin embargo es complicado hacer un pago.

Viacrucis de pagar una cuenta en Venezuela

En una tienda se puede pagar en bolívares o en divisa estadounidense, en efectivo o en tarjeta de débito o de crédito. Si lo haces en efectivo tanto en bolívares como en dólares es complicado. Generalmente nunca hay cambio y los comercios te piden “redondear o completar” la compra con otros artículos. Es decir, te hacen gastar más de lo estimado.

Otros locales aceptan pagos por transferencia, pero toma tiempo enviar el “capture” de pantalla para demostrar que la transacción fue hecha; o que un gerente se apersone para aprobar la transacción o para aportar la maquina para la tarjeta internacional, o para ofrecer cambio, si es que hay.

En Venezuela hacer una compra puede tomar 30 minutos, hacer el pago y recibir el cambio de la misma puede tomar hasta 45 minutos. Aunque eso no parece molestar al venezolano, mucho prefieren facilitarse la vida y pagar con criptodivisas. Aunque no sabemos que tan “sencillo” puede ser.

Por ello, la opción de pagar en criptoactivos para algunos venezolanos parece positiva. Además, el gobierno central ha decidido pagar los bonos a sus empleados con la criptomoneda local, el petro. EL ecosistema de criptos ha resultado un buen sistema de cobro para los comerciantes ante la falta de dinero en efectivo, tanto dólares como bolívares.

Sigue leyendo

Economía

Banca venezolana se prepara para asumir proceso de dolarización de la economía

Publicado

on

Por

Desde 2018 se inició el proceso de libre circulación de billetes en moneda extranjera en la economía venezolana. Esto como respuesta del mercado local a la hiperinflación y a la pérdida de valor del bolívar. Analistas señalan que este proceso escalará y llegará a las instituciones financieras.

La banca nacional se prepara. Afina detalles. Espera por que las autoridades permitan la compensación de divisas en el sistema financiero, lo que sumaría un paso más en la dolarización de facto que vive la economía venezolana ante la persistente hiperinflación y la caída en el poder de compra.

Hace más de dos meses que el sector espera que el Banco Central de Venezuela (BCV) convoque la reunión para evaluar el tema, que está en el aire.

Todavía no hemos tenido esas mesas de trabajo. Pero debe venir por ahí esa compensación de divisas”, dijo a El Diario una fuente bancaria que optó por reservar su identidad.

“Hoy en día los bancos tienen posiciones de captaciones en divisas que superan en más de 50% el total de sus depósitos. Las piezas en moneda extranjera superan también las piezas en la calle de nuestro cono monetario”, indicó.

De acuerdo con la data de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), al cierre de julio las captaciones totales del público se ubicaron en 359.220.928.977.440 bolívares, de los cuales 184.769.395.307.970 bolívares son colocaciones en moneda extranjera. Calculados a la tasa de cambio oficial de Bs. 258.364,81, del 31 de julio, equivalen a 715.149.231,46 dólares.

Poco más de 80% de esa cantidad corresponde al Convenio Cambiario N°20 (en dólares) y casi 20% al Convenio Cambiario N°1 o de libre convertibilidad (en euros y dólares).

“Las cuentas que no se pueden movilizar son las del CC20. Estas solo se pueden movilizar a través de bancos corresponsales porque el dinero se obtuvo a través de las subastas del BCV”, precisa la fuente, quien señala que muchos bancos le están dando movilidad hoy a las cuentas en divisas (CC1), pero dentro de la misma entidad financiera.

Al BCV, al Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) y al régimen, en general, le convienen la compensación en divisas “porque esto genera ingresos al BCV a través del encaje legal en divisas, el Seniat cobraría los tributos en divisas y para el gobierno es tremenda bomba de oxígeno para perpetuarse en el poder”, señala la fuente bancaria.

Un paso más

En términos económicos, se estaría formalizando un poco más la dolarización espontánea”, comenta para El Diario Giorgio Cunto, economista de Ecoanalítica y profesor universitario de Estadística.

La dolarización financiera es el siguiente paso a la dolarización transaccional, que desde el año pasado ha ido ganando espacio con el uso de divisas en las operaciones cotidianas del venezolano y que se ve reflejado en el pago de sus compras.

Esta nueva fase formaría parte de la dolarización parcial en la que está inmersa la economía desde septiembre de 2018, cuando el régimen de Nicolás Maduro flexibilizó el control de cambio después de 15 años de impuesto.

“La dolarización es la respuesta natural de las personas que buscan activos en los cuales refugiarse cuando la moneda de curso legal pierde valor”, señala Cunto. Añade que “el bolívar es una moneda de segunda categoría que se utiliza para completar el vuelto que no se puede dar en divisas”.

La gente trata de salir lo más rápido posible de los bolívares ante la vertiginosa caída del poder de compra.

Hasta ahora la laxitud de las autoridades en permitir el uso de divisas, sin mayores normas, ha hecho que una parte de las operaciones se haga a través de plataformas electrónicas o cuentas en el extranjero, con lo cual ese volumen no entra en el flujo económico venezolano.

El régimen no tiene control sobre la liquidez en moneda extranjera existente en el país y quizá sea la razón por la que evalúa la compensación de divisas. Esto permitiría a los cuentahabientes hacer transferencias de un banco a otro.

El dólar es la referencia efectiva de la economía y desde finales de 2019 algunos bancos iniciaron la custodia de divisas, ante el incremento del efectivo en la economía.

La Sudeban cifra en 2.923.194.369 bolívares –que, llevados a divisas al cambio oficial de cierre de julio son 11.314,21 dólares– el monto en fondos especiales en fideicomisos, según el Sistema de Mercado Cambiario de Libre Convertibilidad.

Bajo el nombre de fondos especiales en fideicomisos se engloban las cuentas custodias, cuyo dinero no entra en el balance de los bancos, ya que pertenecen a los clientes, precisa para El Diario, Benjamín Tripier, consultor gerencial en estrategia de negocios.

Indica el experto que “la custodia es más versátil, ya que el dueño de una cuenta custodia en dólares le puede ordenar a su banco que transfiera parte de ese dinero a la custodia de otro banco de un cliente, de una empresa, de un proveedor en otro banco. Esta no se registra ni como cuenta de orden, porque es como una caja de seguridad”.

Recuerda que no existe una normativa para compensar pagos o transferencias en divisas entre entidades bancarias. “No hay siquiera la posibilidad de llegar a un acuerdo entre dos bancos, en este momento no está ocurriendo. Por el momento lo que se está haciendo es pagar de una cuenta a otra, pero siempre dentro de la misma entidad financiera”, dice.

“El gobierno ha perdido la gobernabilidad del sistema económico del país y entre este asunto de permitir que las divisas fluyan cuando no hay un marco jurídico que lo apoye, es como riesgoso para todos”, observa Tripier.

El fantasma de un corralito

Para tener un mejor control al régimen le interesa que la mayor cantidad de gente tenga su dinero en dólares en depósitos y no en custodia.

La banca podría ser utilizada con otros fines. Tras incrementar los depósitos en moneda extranjera, Tripier advierte que las autoridades podrían decretar un corralito (restricción al libre manejo de los fondos colocados en la banca) como ocurrió en Argentina durante la administración de Fernando de la Rúa, en 2001. “Es la lógica de un gobierno intervencionista”, dice.

Explica Tripier que una medida como esa iría precedida de un anuncio oficial sobre la ilegalidad de tener divisas y luego el régimen decida entregar bolívares al tipo de cambio que escoja y en el momento que determine.

Bocanada de aire

La compensación de divisas daría un alivio a ciertas operaciones. Al autorizarse, el BCV percibiría ingresos por el encaje legal, que de acuerdo con la resolución 20-03-01 referida a las normas que regirán la constitución del encaje, publicada en la Gaceta Oficial 41.850 del 30 de marzo de 2020, “en el caso de las operaciones en moneda extranjera, las instituciones antes mencionadas, deberán mantener un encaje mínimo del treinta y uno por ciento (31%) del monto total de las Obligaciones Netas” (artículo 13).

Pero más allá del traspaso de fondos de un banco a otro, que se daría con la compensación de divisas, se espera una reforma del sistema financiero. Disminuido a su mínima expresión por una recesión económica de casi siete años y la decisión de las autoridades de prohibir en la práctica el otorgamiento de préstamos a manera de “medida antiinflacionaria”, al incrementar el encaje legal hasta 100%.

Hoy en día, la banca no está en condiciones de ofrecer créditos ni tasas de interés, comenta Cunto. “La banca no tiene permiso para hacer mucho en divisas más allá de los créditos indexados” (resoluciones del BCV de octubre de 2019 y marzo de 2020).

Además, esta etapa de la dolarización financiera permitiría al Seniat el cobro de impuestos en divisas. Ya existe el Decreto 3.719, publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria 6.420 del 28 de diciembre de 2018, que establece el cobro de tributos en divisas y criptomonedas. Queda aún pendiente la normativa que establezca las formalidades para declaración y pago en moneda extranjera. /AlbertoNews

Sigue leyendo

Trending