Conecta con nosotros

Internacional

Escenas de caos mortal se desarrollan en el aeropuerto de Kabul después del regreso de los talibanes

Publicado

on

KABUL – El primer día completo de gobierno talibán en Kabul el lunes vio una loca carrera de miles de afganos en el aeropuerto internacional de la ciudad, en un esfuerzo desesperado y desesperado por huir del país.

Cientos de personas corrieron junto a las ruedas de un avión militar estadounidense cuando intentaba despegar el lunes. Otros treparon por los costados del avión mientras avanzaba con los motores rugiendo.

El caos se desarrolló en Afganistán el lunes después del rápido regreso al poder de los talibanes. Se informó que siete personas murieron en el aeropuerto internacional de Kabul cuando multitudes aterrorizadas que huían de la abrupta toma de control de los talibanes se abrieron paso hacia la pista y las fuerzas estadounidenses suspendieron las operaciones aéreas en medio del rápido deterioro de la seguridad.

Se espera que el Pentágono despliegue otros 1.000 soldados en Afganistán de un equipo de combate de brigada, según funcionarios de defensa familiarizados con los planes, para ayudar con la evacuación del personal estadounidense. Con el despliegue adicional, hasta 6.000 soldados estadounidenses pronto podrían estar en tierra en el Aeropuerto Internacional de Kabul.

En un discurso a la nación el lunes por la tarde, el presidente Biden defendió su decisión de retirar las tropas estadounidenses de Afganistán, culpando de la toma del poder de los talibanes a la falta de voluntad del ejército afgano para luchar contra el grupo militante y argumentando que permanecer en el país no era propio de los estadounidenses. interesar.

Colombia

Colombia aplicará tercera dosis de vacuna anticovid a mayores de 70 años

Publicado

on

Por

Las personas que deseen recibir la inyección adicional deberán hacerlo por lo menos seis meses después de la aplicación de la segunda dosis, detalló el Ministerio de Salud. La medida regirá desde el 1 de octubre.

Colombia ofrecerá una tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19 a mayores de 70 años, anunció el pasado jueves el Ministerio de Salud. Se aprueba “la aplicación de una tercera dosis o dosis de refuerzo para la población colombiana de 70 años en adelante”, dijo el jefe de esa cartera, Fernando Ruiz, en un video divulgado en Twitter.

Aquellos que deseen recibir la inyección adicional deberán hacerlo por lo menos seis meses después de la aplicación de la segunda dosis, detalló Ruiz. La medida regirá desde el 1 de octubre.

Colombia ha aplicado unas 37,8 millones de dosis de Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Janssen y Sinovac. Casi 16 millones de personas tienen el esquema completo de vacunación recomendado por los laboratorios.

El ministro Ruiz aconsejó aplicar “el mismo biológico” utilizado en las dos dosis previas o las vacunas de Pfizer o Moderna, que son de tipo ARN mensajero.

En agosto, el Ministerio de Salud ya había ofrecido una dosis adicional a las personas con inmunodepresión, que son más vulnerables ante el virus.

Colombia registra unos 125.000 muertos por la enfermedad y más de 4,9 millones de contagios.

El país de 50 millones de habitantes superó la fase más crítica de la pandemia y desde mediados de julio reporta un descenso progresivo en decesos e infecciones. El mortal tercer pico fue detonado por la variante “mu”, según autoridades.

La cartera de Salud ha reconocido que la vacunación masiva, que empezó en febrero, ha sido el principal motivo de la reducción en las cifras. En el país se pueden vacunar todos los mayores de 12 años.

Otro países como España, Uruguay o el Reino Unido ya han empezado a administrar una tercera dosis a las categorías de población más vulnerables.

Con 2.259 muertes por millón de habitantes, Colombia es el cuarto país más afectado por la COVID-19 de Latinoamérica, por detrás de Perú, Brasil y Argentina.

Sigue leyendo

Internacional

La matanza de casi 1.500 delfines provoca indignación por la caza tradicional en las Islas Feroe

Publicado

on

Por

La matanza de casi 1.500 delfines en las remotas Islas Feroe ha reavivado un debate sobre una tradición centenaria que los ambientalistas condenan como cruel.

La manada de delfines de lados blancos fue conducida el domingo por cazadores en lanchas rápidas y en patinetes acuáticos hasta el fiordo más grande del territorio del Atlántico Norte, donde fueron acorralados en aguas poco profundas y asesinados.

Muchos lugareños defienden la caza como una importante costumbre tradicional, con carne y grasa compartida por la comunidad local en el territorio danés semiindependiente, que se encuentra a medio camino entre Escocia e Islandia.

Pero el tamaño de la caza de este año, que según los conservacionistas es la más grande en la historia de las Islas Feroe, y posiblemente la mayor caza de un día en todo el mundo, puede ser demasiado para alimentar a la población del archipiélago rocoso de alrededor de 50.000 personas.

“Normalmente la carne de un grindadrap se comparte entre los participantes y el resto entre los lugareños en el distrito donde se llevó a cabo la caza”, el grupo de conservación de Sea Shepherd, que ha estado haciendo campaña para detener la caza tradicional de las Islas Feroe “Grind” desde el 1980, dijo . “Sin embargo, hay más carne de delfín de esta cacería de la que nadie quiere tomar, por lo que los delfines se ofrecen a otros distritos con la esperanza de no tener que tirarlos”.

Los delfines formaban parte de un viaje tradicional de mamíferos marinos de cuatro siglos hacia aguas poco profundas, donde son asesinados por su carne y grasa. (Sea Shepherd / AP)

El presidente de la Asociación de Balleneros de las Islas Feroe, Olavur Sjurdarberg, le dijo a la BBC que los cazadores subestimaron el tamaño de la manada y solo se dieron cuenta de su error cuando comenzaron a matar a los delfines.Anuncio publicitario

“Fue un gran error”, dijo Sjurdarberg, que no participó en la caza. “Cuando se encontró la manada, estimaron que solo había 200 delfines”. Dijo que la mayoría de la gente estaba “en estado de shock por lo que pasó”.

Muchos habitantes de las Islas Feroe consideran que la carne de ballena y delfín es una parte importante de su cultura alimentaria y su historia, que se remonta a cuando se establecieron por primera vez en las islas remotas, aunque incluso a quienes defienden la práctica les preocupa que el tamaño de la caza de este año llame la atención no deseada.

Matar delfines de lados blancos es “legal, pero no es popular”, dijo a la BBC Sjurdur Skaale, un legislador danés de las Islas Feroe. Visitó la playa donde ocurrieron los asesinatos para hablar con los lugareños el lunes. “La gente estaba furiosa”, dijo.Más de 1.400 delfines muertos en las Islas FeroeLa tradición de la caza de delfines en las Islas Feroe ha sido objeto de escrutinio después de que más de 1.400 delfines murieran el 12 de septiembre (Reuters).

Sea Shepherd dijo que la cantidad de delfines muertos el domingo se acerca a la cuota del gobierno japonés para los seis meses de captura y matanza en Taiji en Japón , que se disparó a la infamia mundial en 2009 con el documental ganador del Oscar “The Cove”, y significativamente supera el número de muertos allí en los últimos años. Japón es otra nación ampliamente criticada por los ambientalistas por sus muertes de ballenas.Anuncio publicitario

La caza de las Islas Feroe atrajo la atención internacional por el documental “Seaspiracy” en Netflix este año.

“Teniendo en cuenta los tiempos en que nos encontramos, con una pandemia global y el mundo paralizado, es absolutamente espantoso ver un ataque a la naturaleza de esta escala en las Islas Feroe”, dijo Alex Cornelissen, director ejecutivo de Sea Shepherd, que campañas contra la caza de ballenas a nivel mundial. “Si algo hemos aprendido de esta pandemia, es que tenemos que vivir en armonía con la naturaleza en lugar de acabar con ella”.

Sigue leyendo

Latinoamerica

Atacan con drones una cárcel en Ecuador

Publicado

on

Por

Una prisión de la provincia costera de Guayas, en Ecuador, fue atacada con drones desde el exterior, que provocaron tres explosiones y afectaron al techo del centro, informaron este lunes las autoridades penitenciarias del país.

En un comunicado, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI), precisó que el ataque, “estaría dirigido a los cabecillas de las bandas” y calificó de “grave” la situación que se vive en las cárceles al asegurar: “Estamos en medio de una guerra entre carteles internacionales”.

El suceso se produjo de madrugada y, tras las explosiones, varios agentes de la Policía ecuatoriana ingresaron en la prisión para salvaguardar su seguridad.

El jefe de la Unidad de Contingencia Penitenciaria, Santiago Jácome, informó de que unidades tácticas incursionaron en la cárcel para mantener el control después de los ataques con aparatos no tripulados.

El uniformado confirmó que sobre las 3:30 de la madrugada, hora local, se escuchó el sobrevuelo de un dron sobre la cárcel de Guayas, lo que alertó al dispositivo de seguridad perimetral del centro penitenciario que activó los protocolos correspondientes.

“Según versiones de vecinos y de propietarios de los inmuebles colindantes, se han escuchado dos detonaciones”, aclaró el funcionario.

Personal técnico de Criminalística ha llevado a cabo pesquisas en la prisión y sus inmediaciones para dar con indicios, artefactos o vestigios que puedan evidenciar la actividad de los aparatos sin piloto.

El Gobierno de Ecuador anunció el mes pasado que destinará 75 millones de dólares en los próximos cuatro años para atajar la crisis de su sistema penitenciario.

El caso más elocuente de la grave situación se dio en febrero cuando dos bandas protagonizaron un enfrentamiento en cuatro centros penitenciarios que acabó en la muerte de casi 80 reclusos, aunque los casos son constantes y en julio murieron otra veintena en un caso similar.

Las autoridades atribuyen los enfrentamientos a las disputas entre bandas y al crimen organizado, que deja más de medio millar de asesinatos sólo en la provincia de Guayas.

Fuente: The Epoch Times

Sigue leyendo

Trending