Conecta con nosotros

Economía

Comercios en Venezuela aceptan criptomonedas: petro, bitcoin, dash, ethereum y otras criptodivisas

Publicado

on

En la ciudad de Caracas cada vez es más común el pago con criptomonedas en los negocios comerciales. Pero no se trata solamente de la criptomoneda local, el Petro, sino también aceptan otras criptomonedas como bitcoin, dash, ethereum, litecoin, theter, XPT y otras.

Los rubros que están aceptando pagos con criptomonedas son: locales de comidas, servicios de envíos, artículos deportivos, ropa, calzado, y hasta inmuebles. Y las plataformas más utilizadas para pagar con criptomonedas son diferentes billeteras digitales y una llamada biopago o criptobuyer.

Dónde se puede pagar con criptoactivos en caracas:

  • Tiendas por departamento Traki, en casi todas sus sucursales en Caracas.
  • Negocio de comida “Tu Cachapa” en Caricuao.
  • KMC Laboratorio clínico, esto también es en Caracas pero solo aceptan dash.
  • Las farmacias Farmarato.
  • El Instituto de Internet, dedicado a la formación de marketing digital y redes sociales.
  • Red de tiendas de calzados Gina y Bambino.
  • La cadena de alquiler de autos Amigo’s Car Rental.
  • Supermercados Excelsior Gama y Central Madeirense.
  • El servicio de TV por cable, Simple TV.
  • Tienda de tecnología Aragbi, en la localidad de Catia, Caracas.
  • La cadena de hamburguesas Burger King, a través de la plataforma criptobuyer.
  • La cadena Pizza Hut.
  • Mercados Bio.
  • La cadena de salas de cine Cines Unidos.
  • Restaurantes Pollo Riviera.
  • Buddha Bar.

La gran parte de estos comercios aceptan hasta más de 5 criptomonedas distintas: bitcoin, cryptobuyer (XPT), dash, ethereum, litecoin, BNB, tether y DAI. Se habla de aproximadamente unas 20,000 tiendas que permiten hacer pagos con criptodivisas.

Por otro lado, ciertos servicios profesionales privados han decidido aceptar criptodivisas como forma de pago, sobre todo aquellos que desde Venezuela son prestados en otro lugar del continente.

Un abogado explica a un diario local que ha prestado servicio a venezolanos que viven por ejemplo en Argentina y que no han tenido problemas en ofrecer pagos en bitcoins.

Venezuela es un país en el que la moneda local tiene una devaluación de casi un 2,000 por ciento, y el dólar ha sido la moneda que se ha implementado paralelamente para subsistir, pero no tiene curso legal emitido por el estado. Sin embargo es complicado hacer un pago.

Viacrucis de pagar una cuenta en Venezuela

En una tienda se puede pagar en bolívares o en divisa estadounidense, en efectivo o en tarjeta de débito o de crédito. Si lo haces en efectivo tanto en bolívares como en dólares es complicado. Generalmente nunca hay cambio y los comercios te piden “redondear o completar” la compra con otros artículos. Es decir, te hacen gastar más de lo estimado.

Otros locales aceptan pagos por transferencia, pero toma tiempo enviar el “capture” de pantalla para demostrar que la transacción fue hecha; o que un gerente se apersone para aprobar la transacción o para aportar la maquina para la tarjeta internacional, o para ofrecer cambio, si es que hay.

En Venezuela hacer una compra puede tomar 30 minutos, hacer el pago y recibir el cambio de la misma puede tomar hasta 45 minutos. Aunque eso no parece molestar al venezolano, mucho prefieren facilitarse la vida y pagar con criptodivisas. Aunque no sabemos que tan “sencillo” puede ser.

Por ello, la opción de pagar en criptoactivos para algunos venezolanos parece positiva. Además, el gobierno central ha decidido pagar los bonos a sus empleados con la criptomoneda local, el petro. EL ecosistema de criptos ha resultado un buen sistema de cobro para los comerciantes ante la falta de dinero en efectivo, tanto dólares como bolívares.

Economía

Banca venezolana se prepara para asumir proceso de dolarización de la economía

Publicado

on

Por

Desde 2018 se inició el proceso de libre circulación de billetes en moneda extranjera en la economía venezolana. Esto como respuesta del mercado local a la hiperinflación y a la pérdida de valor del bolívar. Analistas señalan que este proceso escalará y llegará a las instituciones financieras.

La banca nacional se prepara. Afina detalles. Espera por que las autoridades permitan la compensación de divisas en el sistema financiero, lo que sumaría un paso más en la dolarización de facto que vive la economía venezolana ante la persistente hiperinflación y la caída en el poder de compra.

Hace más de dos meses que el sector espera que el Banco Central de Venezuela (BCV) convoque la reunión para evaluar el tema, que está en el aire.

Todavía no hemos tenido esas mesas de trabajo. Pero debe venir por ahí esa compensación de divisas”, dijo a El Diario una fuente bancaria que optó por reservar su identidad.

“Hoy en día los bancos tienen posiciones de captaciones en divisas que superan en más de 50% el total de sus depósitos. Las piezas en moneda extranjera superan también las piezas en la calle de nuestro cono monetario”, indicó.

De acuerdo con la data de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), al cierre de julio las captaciones totales del público se ubicaron en 359.220.928.977.440 bolívares, de los cuales 184.769.395.307.970 bolívares son colocaciones en moneda extranjera. Calculados a la tasa de cambio oficial de Bs. 258.364,81, del 31 de julio, equivalen a 715.149.231,46 dólares.

Poco más de 80% de esa cantidad corresponde al Convenio Cambiario N°20 (en dólares) y casi 20% al Convenio Cambiario N°1 o de libre convertibilidad (en euros y dólares).

“Las cuentas que no se pueden movilizar son las del CC20. Estas solo se pueden movilizar a través de bancos corresponsales porque el dinero se obtuvo a través de las subastas del BCV”, precisa la fuente, quien señala que muchos bancos le están dando movilidad hoy a las cuentas en divisas (CC1), pero dentro de la misma entidad financiera.

Al BCV, al Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) y al régimen, en general, le convienen la compensación en divisas “porque esto genera ingresos al BCV a través del encaje legal en divisas, el Seniat cobraría los tributos en divisas y para el gobierno es tremenda bomba de oxígeno para perpetuarse en el poder”, señala la fuente bancaria.

Un paso más

En términos económicos, se estaría formalizando un poco más la dolarización espontánea”, comenta para El Diario Giorgio Cunto, economista de Ecoanalítica y profesor universitario de Estadística.

La dolarización financiera es el siguiente paso a la dolarización transaccional, que desde el año pasado ha ido ganando espacio con el uso de divisas en las operaciones cotidianas del venezolano y que se ve reflejado en el pago de sus compras.

Esta nueva fase formaría parte de la dolarización parcial en la que está inmersa la economía desde septiembre de 2018, cuando el régimen de Nicolás Maduro flexibilizó el control de cambio después de 15 años de impuesto.

“La dolarización es la respuesta natural de las personas que buscan activos en los cuales refugiarse cuando la moneda de curso legal pierde valor”, señala Cunto. Añade que “el bolívar es una moneda de segunda categoría que se utiliza para completar el vuelto que no se puede dar en divisas”.

La gente trata de salir lo más rápido posible de los bolívares ante la vertiginosa caída del poder de compra.

Hasta ahora la laxitud de las autoridades en permitir el uso de divisas, sin mayores normas, ha hecho que una parte de las operaciones se haga a través de plataformas electrónicas o cuentas en el extranjero, con lo cual ese volumen no entra en el flujo económico venezolano.

El régimen no tiene control sobre la liquidez en moneda extranjera existente en el país y quizá sea la razón por la que evalúa la compensación de divisas. Esto permitiría a los cuentahabientes hacer transferencias de un banco a otro.

El dólar es la referencia efectiva de la economía y desde finales de 2019 algunos bancos iniciaron la custodia de divisas, ante el incremento del efectivo en la economía.

La Sudeban cifra en 2.923.194.369 bolívares –que, llevados a divisas al cambio oficial de cierre de julio son 11.314,21 dólares– el monto en fondos especiales en fideicomisos, según el Sistema de Mercado Cambiario de Libre Convertibilidad.

Bajo el nombre de fondos especiales en fideicomisos se engloban las cuentas custodias, cuyo dinero no entra en el balance de los bancos, ya que pertenecen a los clientes, precisa para El Diario, Benjamín Tripier, consultor gerencial en estrategia de negocios.

Indica el experto que “la custodia es más versátil, ya que el dueño de una cuenta custodia en dólares le puede ordenar a su banco que transfiera parte de ese dinero a la custodia de otro banco de un cliente, de una empresa, de un proveedor en otro banco. Esta no se registra ni como cuenta de orden, porque es como una caja de seguridad”.

Recuerda que no existe una normativa para compensar pagos o transferencias en divisas entre entidades bancarias. “No hay siquiera la posibilidad de llegar a un acuerdo entre dos bancos, en este momento no está ocurriendo. Por el momento lo que se está haciendo es pagar de una cuenta a otra, pero siempre dentro de la misma entidad financiera”, dice.

“El gobierno ha perdido la gobernabilidad del sistema económico del país y entre este asunto de permitir que las divisas fluyan cuando no hay un marco jurídico que lo apoye, es como riesgoso para todos”, observa Tripier.

El fantasma de un corralito

Para tener un mejor control al régimen le interesa que la mayor cantidad de gente tenga su dinero en dólares en depósitos y no en custodia.

La banca podría ser utilizada con otros fines. Tras incrementar los depósitos en moneda extranjera, Tripier advierte que las autoridades podrían decretar un corralito (restricción al libre manejo de los fondos colocados en la banca) como ocurrió en Argentina durante la administración de Fernando de la Rúa, en 2001. “Es la lógica de un gobierno intervencionista”, dice.

Explica Tripier que una medida como esa iría precedida de un anuncio oficial sobre la ilegalidad de tener divisas y luego el régimen decida entregar bolívares al tipo de cambio que escoja y en el momento que determine.

Bocanada de aire

La compensación de divisas daría un alivio a ciertas operaciones. Al autorizarse, el BCV percibiría ingresos por el encaje legal, que de acuerdo con la resolución 20-03-01 referida a las normas que regirán la constitución del encaje, publicada en la Gaceta Oficial 41.850 del 30 de marzo de 2020, “en el caso de las operaciones en moneda extranjera, las instituciones antes mencionadas, deberán mantener un encaje mínimo del treinta y uno por ciento (31%) del monto total de las Obligaciones Netas” (artículo 13).

Pero más allá del traspaso de fondos de un banco a otro, que se daría con la compensación de divisas, se espera una reforma del sistema financiero. Disminuido a su mínima expresión por una recesión económica de casi siete años y la decisión de las autoridades de prohibir en la práctica el otorgamiento de préstamos a manera de “medida antiinflacionaria”, al incrementar el encaje legal hasta 100%.

Hoy en día, la banca no está en condiciones de ofrecer créditos ni tasas de interés, comenta Cunto. “La banca no tiene permiso para hacer mucho en divisas más allá de los créditos indexados” (resoluciones del BCV de octubre de 2019 y marzo de 2020).

Además, esta etapa de la dolarización financiera permitiría al Seniat el cobro de impuestos en divisas. Ya existe el Decreto 3.719, publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria 6.420 del 28 de diciembre de 2018, que establece el cobro de tributos en divisas y criptomonedas. Queda aún pendiente la normativa que establezca las formalidades para declaración y pago en moneda extranjera. /AlbertoNews

Sigue leyendo

Economía

¡Desfalco sin control! – Maduro pagó a Irán 9 toneladas de oro para traer gasolina, aseguró EEUU

Publicado

on

Por

Desde el Departamento de Estado de Estados Unidos, señalan que el gobierno en disputa de Nicolás Maduro envió nueve toneladas de oro a Teherán a cambio del envío de cinco buques petroleros, cargados con gasolina, que se espera desembarquen en Venezuela.

A cambio de la ayuda de Irán, la organización criminal de Maduro saqueó nueve toneladas de oro y los envió a Teherán

Declaró el lunes una portavoz del Departamento de Estado a un medio internacional

Las embarcaciones petroleras pasaron el Canal de Suez la semana pasada. Tienen una capacidad total de unas 175.000 toneladas métricas. El envío de combustible está valorado en unos 45,5 millones de dólares, según cálculos de la agencia AP

En este sentido, el envío de los buques y el acercamiento entre Irán y Venezuela, ambos miembros de la OPEP, ha provocado tensiones diplomáticas entre Teherán y Washington. 

Asimismo, EEUU aseguró tener varias opciones a su disposición respecto a la inminente llegada a Venezuela de cinco buques iraníes.

Un acto de guerra

En respuesta, Tanto Irán como el gobierno de Nicolás Maduro han advertido que en caso de que EEUU se inmiscuya en la llegada de las embarcaciones, estarían incurriendo en una acción ilegal. 

El representante venezolano ante la ONU (organismo que no reconoce al presidente interino Juan Guaidó como líder legítimo de Venezuela)  llegó incluso a decir que una acción por parte de EE.UU. sería interpretada como “un acto de guerra”. 

Por el contrario, el Pentágono negó el jueves estar planeando ninguna “operación” para impedir que los buques lleguen a su destino

Por su partes, EE.UU. y el gobierno interino han denunciado que el pago de la gasolina, un bien escaso en estos momento en una Venezuela cuya producción petrolera se ha reducido a menos de un millón de barriles al día, se realizará en oro. 

“Están pagando esa gasolina con oro de sangre proveniente del sur de Venezuela”, aseguró Guaidó el miércoles.

La carga de los buques, que se calcula en unos 1.500.000 barriles de petróleo, sería el equivalente de un mes de consumo de gasolina en el país, según cálculos que exdirectivos de PDVSA.

Oro y negocios turbulentos

Recordemos que a mediados de febrero de este 2020 al menos 932 kilos de oro de alta pureza fueron incautados por autoridades de Aruba, luego de que un avión aterrizara de emergencia  en el aeropuerto Reina Beatrix de la isla.

La aeronave despegó desde el estado Bolívar y portaba un cargamento que tenía un valor en el mercado internacional de unos $50 millones.

El avión con sobrecargo tenía como destino una pista clandestina en México, según información revelada por el piloto, tras el aterrizaje forzado.

De acuerdo al testimonio del piloto, la carga iba a ser transferida a un avión de mayor envergadura y que tenía como destino final Dubai, se presume. /Caraota Digital

Sigue leyendo

Economía

Nuevos y altos impuestos impondrá Maduro a las compras en dólares

Publicado

on

Por

Hasta hace un poco de tiempo atrás nadie poikdía sospechar siquiera que Maduro iba a permitir que en la economía venezolana hubiese cierta apertura, luego de 17 años de férreos controles de precios y de cambios. Sin embargo, la libre circulación de moneda extranjera, el ingreso de mercancías importadas sin pago de aranceles y la asociación con capitales internacionales en la gerencia de empresas públicas, fueron algunas medidas consentidas recientemente por el mandatario socialista.

Analistas de la coyuntura nacional han comentado que esta incipiente liberalización estuvo forzada por el sexto año de contracción del Producto Interno Bruto de Venezuela, el desplome de la industria petrolera y las sanciones económicas del gobierno de Estados Unidos.

Se estima que 60% de las operaciones comerciales en esta nación se ejecutan en dólares y esta tendencia subirá en tanto y en cuanto el bolívar continúe perdiendo valor y siga ingresando al país moneda extranjera. El equipo de Maduro lo sabe y preparó un andamiaje legal que le permitirá obtener divisas mediante el cobro de nuevos de impuestos.

La oficialista Asamblea Nacional Constituyente aprobó la semana pasada la reforma de leyes tributarias que establecieron una tasa del impuesto al valor agregado –IVA- entre 8 y 16,5%, así como el pago de una sobretasa entre 5 y 25% a bienes o servicios que se cancelen con divisas y criptomonedas que no sean el petro, la criptodivisa bolivariana. A los pagos en bolívares no se aplicará un impuesto adicional.

Y si la autoridad tributaria considera que un producto es de lujo habrá otro pago, esta vez de entre 15 y 20% extra.

Esto indica que si un consumidor adquiere una computadora en USD 700 debe sumar al costo inicial el IVA (entre 8 y 16,5%), el impuesto al lujo (entre 15 y 20%), y un porcentaje extra (5 y 25%) al ser una operación comercial hecha en divisas.

Para el diputado a la Asamblea Nacional, Ángel Alvarado, “estos aumentos nos coloca como el país más pobre con el mayor impuesto del mundo (…) configura un nuevo golpe social para la población venezolana, lo cual es la receta perfecta para generar mayor contracción económica de la que ya padece Venezuela”.

En su cuenta de Twitter, el también economista consideró que hasta las multas a los evasores fiscales se cobrarán en dólares, “esta es la receta perfecta para una política económica explícitamente contractiva que generará mayor recesión económica de la que ya se vive”.

Por su parte, el asesor de inversión y economista, José Miguel Farías, informó que “sin duda, los cambios en la legislación tributaria corresponden a una liberalización incipiente y forzada que ha venido ocurriendo en la economía en los últimos meses”. Consideró que los números rojos en el desempeño económico de Venezuela y las sanciones americanas impulsaron esta reforma “que impactará a toda la población venezolana que no se enmarque en realizar operaciones con bolívares o en petros”.

Destacó el carácter discrecional de las tasas que se impondrán “dependerán de lo que decida el ejecutivo. Estas tasas pueden variar para cada tipo de bienes o servicios, de acuerdo a lo contemplado en la nueva legislación”.

– ¿Esta medida puede incentivar la evasión fiscal o facturaciones ficticias en bolívares para evitar pagos extra de impuestos en dólares?

– Habría que ver realmente que tan fuerte serían los niveles de fiscalización que active la autoridad tributaria. Por lo momentos, parecería lógico que los comerciantes no suministren ante ningún ente público el 100% del control contable de sus operaciones en divisas. Un IVA de 25% a las operaciones en divisas es un incentivo muy grande para intentar saltar cualquier tipo de fiscalización. En Venezuela, el 50% de las operaciones comerciales se hacen en dólares.

De los sobreprecios

El analista financiero José Ignacio Guarino estimó que en el mediano plazo “habrá sobreprecios en los productos o bienes que se coticen en dólares. Y siempre va a existir la tentación de evadir al fisco nacional si se suman más impuestos a los precios que se cobren en divisas. Si el gobierno emite une regulación clara en donde cada quien tenga bien precisado cuál va a ser su rol no debería existir una doble facturación o la evasión”, explicó.

Consideró que estas nuevas medidas obedecen a un plan económico que está implementando Maduro en Venezuela. “Podemos no estar de acuerdo con su concepción, puede que sea desordenado y a destiempo, pero es un plan que está en marcha. El Ejecutivo sacó sus cuentas y habrá que ver cuáles son, cuánto dinero en divisa va ingresar a sus arcas”.

– ¿Estos nuevos impuestos en dólares implican que la revolución bolivariana profundizará la dolarización de facto vista en los últimos meses?

– Indiscutiblemente sí. El mercado le rompió el brazo y la camisa de fuerza ideológica al gobierno de Maduro. /Infobae

Sigue leyendo

Trending