Conecta con nosotros

Perú

Keiko Fujimori y Pedro Castillo se enfrentaron en último debate a días antes de las elecciones

Publicado

on

Los candidatos a la Presidencia de Perú Keiko Fujimori y Pedro Castillo se enfrentaron este domingo en el segundo y último debate, donde la candidata lanzó una lluvia de propuestas de gasto público frente a su rival izquierdista, que trató de convencer apelando a su honestidad y origen humilde.

A lo largo casi tres horas de extenso debate, la hija y heredera política del ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000) no paró de disparar propuestas económicas y tildar a Castillo de machista y “tirapiedras”, por los ataques a una comitiva fujimorista en la víspera en la sureña ciudad de Arequipa, sede del debate.

Al frente, Castillo trataba de mostrarse sereno y no respondió con la misma contundencia a su contrincante, más concentrado en remarcar las grandes desigualdades del país y presentarse como un hombre íntegro frente a Fujimori, que afronta una acusación de 30 años de prisión por presunto lavado de dinero.

El candidato del partido izquierdista Perú Libre se preocupó de desmentir varias informaciones lanzadas contra él como que va a confiscar los ahorros de las personas y volvió a negar una vez más que sea “comunista” o terrorista”.

Entre la multitud de propuestas económicas de la candidata del partido fujimorista Fuerza Popular está la subida del salario mínimo.

También insistió en otras medidas ya brindadas durante la campaña para reactivar la economía como dar créditos de 10.000 soles (unos 2.600 dólares) a emprendedores que podrán comenzar a devolverlos después de cinco años y facilidades para la creación de empresas, con exoneraciones tributarias los primeros años.

También insistió en reducir el impuesto selectivo al consumo de los combustibles, dar directamente a la población el 40 % del canon minero y un bono de 10.000 soles a las víctimas de covid-19.

En educación, Fujimori planteó construir 3.000 nuevos colegios, entregar seis millones de computadoras, subsidiar el internet en las escuelas y ampliar programas sociales las becas universitarias Beca 18, mientras que también anticipó que ampliará programas sociales como Pensión 65 y Juntos, enfocados en población vulnerable.

Para la salud prometió tener a toda la población vacunada contra el covid-19 para final de año, algo en lo que también coincidió su contrincante, así como fortalecer el primer nivel de atención sanitaria.

El momento más tenso del debate se vivió al inicio, cuando Fujimori mostró una de las piedras con la que un grupo de simpatizantes de Castillo atacó a la comitiva fujimorista, parte de los distintos episodios violentos que se han dado por parte de ambos bandos en esta polarizada campaña.

“Usted está acostumbrado a tirar piedras. Con su lenguaje y sus mensajes de odio y lucha de clases, no solo ha generado agresiones de periodistas, sino también a ciudadanos”, le recriminó a Fujimori.

“Yo no estoy para lanzar piedras, estoy aquí para lanzar propuestas”, dijo Fujimori, que aspira por tercera vez a ser la primera mujer en presidir Perú después de perder en segunda vuelta las elecciones presidenciales de 2011 y 2016.

Por su parte, Castillo planteó la universalidad de la salud, internet gratuito en las escuelas, una descentralización de universidades y acceso libre a ellas, así como ampliar el programa de pensiones público a mayores de 60 años y otros nuevos para mejorar la alimentación de la población pobre.

“Devolvámosle al país su soberanía, política, económica y social. No traigo ramilletes de promesas, pero traigo este valor de lucha que he aprendido como rondero y profesor. Sé cómo se hacen las cosas. No más pobres en un país rico”, insistía Castillo, que también propone nacionalizar recursos naturales y proteger la producción local.

El bloque del debate más consistente para el maestro fue el de corrupción, donde tímidamente recordó el legado de corrupción del expresidente Fujimori y la acusación que afronta la misma candidata.

“¿No les suena que hablar con la corrupción es sinónimo de fujimorismo?”, se preguntó Castillo, cuyo golpe le fue devuelto por Fujimori al recordarle la condena por corrupción que tiene el líder de Perú Libre, Vladimir Cerrón.

“Ellos tiemblan. Ponen paneles para llamarte ‘terruco’ (terrorista), chavista y comunista, pero hoy mismo vuelvo a decir que renunciaré a mi sueldo de presidente. Conduciré el país con un sueldo de maestro. Yo estoy aquí por el Perú. No me mueve otro interés”, añadió.

Mientras Castillo cerró el debate apelando a que es momento de darle la oportunidad a un hombre andino para que recupere la dignidad del pueblo peruano, Fujimori prometió construir “un nuevo camino” con las pruebas que les lanzaron.

Ambos candidatos llegaban al debate con una igualdad máxima, en un virtual empate técnico según los últimos sondeos publicados a una semana de las elecciones, donde más de 25 millones de peruanos están convocados a las urnas el próximo domingo 6 de junio para elegir a la persona que gobernará Perú los próximos cinco años. /Con información de Infobae

Perú

Se registraron 996 nuevos casos de coronavirus en Perú.

Publicado

on

Por

El Ministerio de Salud (Minsa) informó este miercoles 22 de septiembre que se reportaron 996 nuevos casos de COVID-19, elevando el número total a 2 169 427.

La cifra de casos positivos de coronavirus en el Perú se incrementó de 2 168 431 a 2 169 427 este miércoles 22 de setiembre. Esto quiere decir que en las últimas 24 horas se registraron 996 nuevos casos.

Perú se encuentra superando la segunda ola de coronavirus y según afirmó el ministro de Salud, Hernando Cevallos: ”estamos frente a una alta posibilidad de haber iniciado la tercera ola.” La propagación de los casos se deben a las nuevas variantes del coronavirus.

La variante Delta del coronavirus, identificada por primera vez en la India y ya prevalente en el Reino Unido, ocasiona síntomas distintos a las versiones anteriores del COVID-19, según ha advertido Tim Spector, profesor de epidemiología genética de la universidad King’s College London.

La versión Delta provoca más mucosidad y dolor de garganta, pero menos tos y pérdida de olfato, según dice el experto, que dirige un estudio cuyas conclusiones todavía no han sido publicadas en una revista científica ni ha sido evaluado por pares.

Síntomas más frecuentes de la variante Delta del COVID-19

A partir de los datos recogidos por esa vía, ha divulgado una lista de las manifestaciones más habituales que provoca la variante Delta:

1. DOLOR DE CABEZA

2. DOLOR DE GARGANTA

3. SECRECIONES NASALES

4. FIEBRE

5. TOS

El epidemiólogo subraya que la tos es más infrecuente entre los infectados con la nueva variante respecto a las anteriores.

También ha descubierto, gracias a la participación ciudadana en su proyecto, que la pérdida de olfato que provocan otras variaciones del virus no aparece entre los diez síntomas más habituales con la Delta.

“La gente puede pensar que está pasando sólo un catarro estacional y continuar asistiendo a fiestas, donde pueden contagiar en torno a seis personas”, advierte Spector en un vídeo divulgado por su compañía, Zoe, y recogido por la cadena pública BBC.

Sigue leyendo

Perú

101 personas fueron dadas de alta este miércoles 22 de setiembre en Perú por covid-19.

Publicado

on

Por

El Ministerio de Salud detalla que son más de dos millones de peruanos que lograron superar el coronavirus; sin embargo, alerta en no bajar la guardia ante una posible tercera ola.

La recuperación de personas hospitalizadas por coronavirus en el Perú se incrementó de 2 143 388 a 2 144 784 este miércoles 22 de setiembre. Esto quiere decir que en las últimas 24 horas 101 fueron dados de alta. Sin embargo, es importante mantener los cuidados y vacunarse para evitar cuadros severos de COVID-19.

Perú se encuentra superando la segunda ola de coronavirus y según afirmó el ministro de Salud, Hernando Cevallos: ”estamos frente a una alta posibilidad de haber iniciado la tercera ola.” La propagación de los casos se deben a las nuevas variantes del coronavirus.

Sigue leyendo

Perú

De ganar Pedro Castillo, reforma constitucional, intervención de medios y expropiación de empresas, atemorizan a la zona

Publicado

on

Por

El primero en encender las alarmas después de una larga temporada de silencio fue el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa. Reconocido antifujimorista y una de las opiniones más respetadas -y esperadas- de su país, el escritor no fue tibio, sino muy directo: “Un Gobierno de Castillo sería una verdadera catástrofe”.

Minucioso en su argumentación, Vargas Llosa fue contundente. “No haría falta mucho más para indicar que el Perú de Pedro Castillo integrará los países que, siguiendo al Gobierno de México, quieren resucitar el grupo de Puebla y romper con el grupo llamado de Lima. En otras palabras, será calcado del que inauguró el comandante Chávez en Venezuela, el Socialismo del siglo XXI, que ha obligado a más de cinco millones de venezolanos a emigrar a los países vecinos para no morirse de hambre”, explicó.

Para el escritor, la sociedad que va a crear Pedro Castillo, “tendrá todas las características de una sociedad comunista.

Vargas Llosa explica que un Gobierno de Castillo probablemente desembocará en un golpe de Estado militar a corto plazo en el Perú: “De militares derechistas, o izquierdistas a la manera ‘velasquista’, que, como ha ocurrido siempre en nuestra historia, retrocederá bárbaramente al país y lo empobrecerá mucho más de lo que está”.

Y para los distraídos, recordó que Castillo es de extrema izquierda: “Está a  favor de los matrimonios gay, la enseñanza sexual en las escuelas y el aborto.

El histórico dirigente aprista peruano Luis Gonzales Posada también advirtió el peligro de un triunfo de Castillo. “Busca trazar un eje político, Lima – La Paz – Venezuela – Cuba, que representaría la destrucción total”.

“Es difícil de entender cómo en un país como Perú un candidato no solo de izquierda, sino de extrema izquierda, que se declara marxista, leninista, chavista, kirchnerista, fidelista. Es muy extraño, pero no es inusual”, indicó el ex ministro de Justicia y de Relaciones Exteriores en el primer gobierno de Alan García (1985-1990).

En su análisis afirmó que es tan grave como explícito. “El candidato Castillo ha sido mucho más transparente y honesto de lo que en su momento fueron Castro en Cuba o Chávez en Venezuela. Ha dicho lo que piensa hacer”, y enumeró: la disolución del Congreso y la convocatoria a una Asamblea Constituyente, así como la posibilidad de cerrar el Tribunal Constitucional y la Defensoría del Pueblo y las estatizaciones de yacimientos. Según analizó, esas medidas “van a condenar a la absoluta pobreza, a la miseria, al pueblo peruano, ese pueblo que hoy lo está apoyando con su votación y lo puede consagrar presidente”.

En efecto, el plan de Gobierno con el que Castillo llega a las urnas cita varias veces a líderes como Fidel Castro y el boliviano Álvaro García Linera, pero uno de los más mencionados es el ecuatoriano Rafael Correa. Además, no escatima a la hora de nombrar a otros líderes, algunos de los cuales son considerados dictadores por sus abusos sobre los derechos humanos.

“Los presidentes Rafael Correa, Evo Morales, Néstor Kirchner, Cristina Fernández, Lula da Silva, Dilma Rousseff, Fidel Castro, Raúl Castro, Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Manuel Zelaya, Daniel Ortega y Pepe Mujica estuvieron en el punto más alto de la integración latinoamericana, basada en principios soberanos”, indica Cerrón en su documento. Según destaca, el grupo “le dio dignidad al continente”, pero Perú “lamentablemente siempre fue una decepción ante estos intentos”.

Jaime Bayly en su programa “7X7″ también analizó lis planes de Vladimir Cerrón, a quien considera “el jefe ideológico” de Castillo. “Qué peligro escuchar al jefe ideológico de Pedro Castillo, el señor Vladimir Cerrón, hablando de Venezuela y de cómo Venezuela debe ser un modelo para perpetuarse en el poder”, aseguró. “Está diciendo nosotros vamos a llegar al poder y no vamos a entregar el poder nunca. Ese es el modelo comunista, el modelo chavista, que peligro que los peruanos voten por ese modelo”, agregó.

“Mi gran temor es que la mayoría de los 2 millones casi ochocientos mil peruanos que han votado por él el domingo, no saben que si Castillo llega al poder será otra Venezuela. Sueñan con que Castillo les va a mejorar la vida y yo sospecho que es al revés”, manifestó.

Castillo, que ha ganado el apoyo de las regiones pobres, también ha pregonado durante su campaña que si gana la presidencia llamará a un referéndum en busca de reescribir la Constitución Política para darle al Estado un rol más dominante en la economía. Un camino que siguieron Venezuela (1999), Ecuador (2008) y Bolivia (2009). También lo está siguiendo actualmente Chile, a través de una Asamblea Constituyente.

Sobre este punto, Vargas Llosa, marcó el peligro ya que Castillo adelantó que revisará todos los tratados internacionales serán revisados.

Otra de sus iniciativas es la de regular los contenidos que se exhiben en la televisión, la radio y la prensa escrita. En el capítulo VI, página 28, de su plan de gobierno, Perú Libre propone una ley para cumplir con sus objetivos y estima necesario romper nexos internacionales como con la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

En su capítulo IV, página 20, explica que “apremia una ley de medios y no confundir libertad de prensa con impunidad”. Además, resalta la eliminación de “todo elemento que distorsione la política educativa y la mente de nuestras generaciones, como la famosa radio y TV ‘basura’ que se transmite en el país”.

En una entrevista con RPP, el congresista del partido de Castillo electo por Moquegua, Samuel Coayla, dijo que el partido busca regular los programas “que no llevan a nada” y colocó de ejemplo a “los programas ‘reality’. También advirtió que el gobierno se encargaría de las restricciones de contenidos mediante los ministerios de Educación y de Cultura.

El plan de Castillo, además, adelanta la nacionalización de empresas privadas, sobre todo en “sectores mineros, gasíferos, petroleros, hidroenergéticos, comunicaciones, entre otros”. El modelo que planean es el de una” economía popular con mercados”. Consultado por El Comercio, el economista Diego Macera, explicó que “empujar a un Estado a la actividad empresarial activa en la economía nos lleva a escenarios de fracaso aprendido como en el Perú de las décadas de 1970 y 1980”.

“Querer acabar con la minería, que es la riqueza de los Andes peruanos, es una temeridad sin precedentes, hija de la pura ignorancia, que sofocaría una de las fuentes básicas del desarrollo nacional”, escribió indignado Vargas Llosa.

“El derecho a votar no basta, si los peruanos se equivocan y votan mal. Ya lo hicieron en la primera vuelta. Es importante que no dupliquen el error”, advirtió el escritor a sus conciudadanos… pero también al mundo. /Con información de Infobae

Sigue leyendo

Trending