Conecta con nosotros

Ciencia

Gran parte del mundo recién podrá acceder a la vacuna COVID-19 en el 2022

Publicado

on

Casi una cuarta parte de la población mundial podría no tener acceso a una vacuna contra la enfermedad COVID-19 hasta al menos 2022, sobre todo en países pobres y de ingresos medios, lo que se convertiría en un problema sanitario grave en un mundo que ya cuenta con más de 73 millones de infectados y 1,6 millones de muertos. Así lo explican dos estudios publicados este miércoles en la revista ‘BMJ’, que sugieren que los desafíos para administrar globalmente las vacunas contra el nuevo coronavirus serán al menos tan difíciles como los retos científicos asociados a su desarrollo.

En el primer estudio, investigadores de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins analizaron los pedidos anticipados de vacunas COVID-19 antes de su aprobación regulatoria que había sido anunciada públicamente por países de todo el mundo. Ya para el 15 de noviembre de 2020, varios países habían reservado un total de 7.480 millones de dosis, o 3.760 millones de vacunas completas de 13 fabricantes, de 48 candidatos a vacunas COVID-19 en ensayos clínicos. De esto se deduce que poco más de la mitad (51%) de estas dosis se destinarán a países de altos ingresos, que representan el 14% de la población mundial, dicen los autores. Los países de ingresos bajos y medianos potencialmente tendrán el resto, a pesar de que estos países comprenden más del 85% de la población mundial.

Si todos estos candidatos a vacunas se escalaran con éxito, la capacidad de fabricación total proyectada sería de 5.960 millones de dosis para fines de 2021. Hasta el 40% de las vacunas podrían permanecer potencialmente para países de ingresos bajos y medianos. Igualmente, esto dependerá, en parte, de cómo los países de altos ingresos compartan lo que adquieren y de si Estados Unidos y Rusia participan en esfuerzos coordinados a nivel mundial. Sin embargo, los autores advierten que incluso si todos estos fabricantes de vacunas lograran alcanzar su máxima capacidad de producción, al menos una quinta parte de la población mundial no tendría acceso a las vacunas hasta 2022.

“Este estudio ofrece una descripción general de cómo los países de altos ingresos han asegurado suministros futuros de vacunas COVID-19, pero el acceso para el resto del mundo es incierto. Los gobiernos y los fabricantes podrían proporcionar garantías muy necesarias para la asignación equitativa de las vacunas COVID-19 a través de una mayor transparencia y responsabilidad sobre estos acuerdos”, agregaron.

Disposición a vacunarse

En el segundo estudio, investigadores con sede en China y Estados Unidos calcularon las poblaciones objetivo para las que se requerirían vacunas, para ayudar a guiar el desarrollo de estrategias de asignación justa y equitativa en todo el mundo. Descubrieron que el tamaño de la población objetivo para la vacunación contra el COVID-19 varía ampliamente según la región geográfica, los objetivos de la vacuna (como mantener los servicios básicos esenciales, reducir el COVID-19 grave y detener la transmisión del virus) y el impacto de la vacilación de la vacuna en la reducción de la demanda.

Señalan evidencia que sugiere que alrededor del 68% de la población mundial (3.700 millones de adultos) está dispuesta a recibir una vacuna y dicen que sus hallazgos “proporcionan una base de evidencia para la asignación y priorización de vacunas a nivel mundial, regional y nacional” y concluyen que “las variaciones en el tamaño de las poblaciones objetivo dentro y entre las regiones enfatizan el tenue equilibrio entre la demanda y la oferta de vacunas, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos sin capacidad suficiente para satisfacer la demanda interna de la vacuna COVID-19”.

Si bien ambos estudios son observacionales y los autores reconocen las implicaciones de la incertidumbre y la información incompleta para sus análisis, sin embargo, estos hallazgos ilustran la considerable escala y complejidad de la fabricación, compra, distribución y administración de vacunas COVID-19 de una manera que satisfaga las necesidades globales y lo haga de manera equitativa entre naciones y poblaciones.

En un editorial vinculado, Jason Schwartz, de la Escuela de Salud Pública de Yale, señala que muchos países ya han demostrado un compromiso con el acceso global equitativo a las vacunas COVID-19 comprando a través de COVAX Facility, una iniciativa que invierte parte del pago en vacunas para países más pobres.

Pero dice que se requiere vigilancia “para asegurar que tales aspiraciones se hagan realidad en los meses y años venideros”. Sostiene que la implementación exitosa y equitativa de los programas de vacunación contra el COVID-19 “requiere una coordinación global sin precedentes y un compromiso sostenido de recursos – financieros, logísticos y técnicos – de los países de altos ingresos”.

En particular, afirma que la participación de Estados Unidos en los esfuerzos de vacunación “será invaluable para asegurar que todas las poblaciones a nivel mundial tengan acceso a las vacunas COVID-19 que finalmente ayudarán a poner fin a esta devastadora crisis de salud mundial”. /Con información de Infobae

Ciencia

El virus de los delfines nunca antes visto impulsa a los científicos a advertir sobre ‘muertes masivas’

Publicado

on

Por

a nueva cepa del virus se identificó por primera vez en 2018 en un delfín de Fraser varado frente a la costa de Maui, Hawái.

Existen serios temores sobre un nuevo virus que afecta a los delfines y  que fue descubierto por científicos de la Universidad de Hawai’i en Mānoa. La cepa previamente desconocida de cetáceos morbilivirus podría desencadenar brotes masivos mortales entre otros mamíferos marinos, advierte  un estudio detallado en Nature Scientific Reports.

Los hallazgos son el resultado de una investigación de dos años lanzada cuando un delfín de Fraser, una especie que se encuentra en aguas profundas y tropicales en todo el mundo, quedó varado frente a la costa de Maui.

Investigadores del Instituto de Biología Marina de la universidad identificaron el virus previamente desconocido en el animal, que está relacionado con el sarampión humano y la viruela y se sabe que causa brotes fatales de enfermedades en delfines y ballenas, lo que resulta en muertes masivas de animales marinos.

Es la primera cepa de morbilivirus relacionada con el delfín de Fraser.

“El varamiento de 2018 del delfín de Fraser reveló que tenemos una cepa de morbilivirus novedosa y muy divergente aquí en aguas hawaianas que antes desconocíamos”, dijo Kristi West, investigadora asociada del Instituto de Biología Marina.“También es importante para nosotros aquí en Hawái porque tenemos muchas otras especies de delfines y ballenas, unas 20 especies que llaman hogar a Hawái, que también pueden ser vulnerables a un brote de este virus”, agregó West.

El nuevo virus podría ser particularmente amenazante para las especies en peligro de extinción, incluida la falsa orca insular, cuya población se estima que se ha reducido a menos de 200. Si bien existe la teoría de que otras especies de delfines y ballenas que habitan en aguas hawaianas pueden tener inmunidad al virus. , se necesitan pruebas de anticuerpos para confirmar esto, dijeron los científicos.

Anteriormente, al menos 50 delfines murieron en Australia y más de 200 en Brasil como resultado de los brotes de dos nuevas cepas de morbilivirus.

Sigue leyendo

Ciencia

¡Historico! Lograron recrear la energía del sol en la tierra. Un paso para la energía limpia

Publicado

on

Por

Encontrar una fuente de energía que no contamine es indispensable en la lucha contra el cambio climático. Por este motivo, anuncios como el realizado este martes son una gran alegría. Y es que un grupo de científicos de California han realizado un avance calificado de “histórico” en el campo de la fusión nuclear. Pero ¿qué han conseguido estos físicos? ¿Cuál es la diferencia entre la fusión y la fisión nuclear?

El experimento ha tenido lugar este mes en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore; que opera la Instalación Nacional de Ignición (NIF) en California, donde el experimento tuvo lugar este mes, según explican desde Science Alert. Y ha consistido en concentrar un gigantesco conjunto de “casi 200 rayos láser en un punto minúsculo para crear una mega ráfaga de energía, ocho veces más de lo que se había hecho en el pasado”. Es importante señalar, también, que los láseres eran del tamaño de tres campos de fútbol. No obstante, a pesar de las buenas noticias hay que señalar que duró muy poco tiempo, “apenas 100 trillonésimas de segundo”.

“Este es el avance más significativo en la fusión inercial desde su inicio en 1972”

 Steven Rose, codirector del centro de investigación en fusión nuclear del Imperial College de Londres

Pero sigue siendo una buena noticia porque muchos científicos creen que puede ser la energía del futuro; ya que apenas produce residuos y no emite gases de efecto invernadero. Parece que todo son ventajas con la fusión nuclear; aunque el problema sigue siendo que está costando encontrar la forma de producirla. Por eso, cualquier avance es este campo es interesante. “Este resultado es un avance histórico para la investigación de la fusión por confinamiento inercial”, dijo Kim Budil, director del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore.

“Los equipos del NIF han hecho un trabajo extraordinario”, dijo el profesor Steven Rose, codirector del centro de investigación en este campo del Imperial College de Londres. “Este es el avance más significativo en la fusión inercial desde su inicio en 1972”. “Convertir este concepto en una fuente renovable de energía eléctrica será probablemente un proceso largo e implicará superar importantes retos técnicos”, añadió el experto.

Fisión y fusión nuclear

La fusión y la fisión nuclear es muy fácil confundirlas, sobre todo porque son palabras muy parecidas. Pero solo hay que prestar un poco de atención a los términos para entender de qué hablamos en cada cas. Mientras la fisión nuclear consiste en dividir el núcleo de un átomo pesado, generalmente de los isótopos uranio 235 o plutonio 239; la fusión consiste en unir dos núcleos de átomos ligeros, como pueden ser los isótopos del hidrógeno (deuterio y tritio).

La fusión nuclear es lo que sucede en el interior de las estrellas

Tanto la fisión como la fusión nuclear generan mucha energía, aunque la segunda mucha más. Por eso es tan interesante a nivel energético y como futuro combustible. De hecho, la fisión es lo que actualmente utilizamos para conseguir energía en las centrales nucleares. Y la fusión es lo que ocurre en el interior de las estrellas.

Sigue leyendo

Ciencia

Descubren el debilidad del coronavirus para evitar que se multiplique en el cuerpo

Publicado

on

Por

Mientras muchos países intentan sin éxito vacunar a la mayor parte de sus poblaciones para ganarle la carrera a las segundas olas de la pandemia en los diferentes territorios, un reciente hallazgo de la ciencia podría ser el puntapié para el estudio de fármacos efectivos a la hora de tratar la enfermedad COVID-19 causada por el nuevo coronavirus.

Investigadores de la Universidad Politécnica Federal de Zúrich, en Suiza, descubrieron un importante “punto débil” del coronavirus causante del COVID-19 con el que se puede inhibir su multiplicación y, con ello, abrir el camino al desarrollo de medicamentos antivirales que aprovechen esa debilidad.

Según informó la televisión suiza RTS, el equipo científico, con colaboración de expertos de las universidades de Berna, Lausana y Cork, en Irlanda, consiguió hallar un método teórico para frenar el mecanismo de producción de proteínas que podría ser la base para futuros fármacos contra el coronavirus SARS-CoV-2.

El freno a la producción de proteínas reduciría la réplica viral del SARS-CoV-2 en células infectadas, un “talón de Aquiles” hasta ahora desconocido en un coronavirus contra el que muy pocos fármacos se mostraron eficaces, por lo que la ciencia se centró en el desarrollo de vacunas y no tanto en terapias.

Según explican los científicos suizos e irlandeses, su hallazgo se basa en el hecho de que las células producen proteínas mediante uno de sus elementos, el ribosoma, que las sintetiza mediante la lectura del ARN en secuencias de tres letras.

Para replicarse en una célula infectada, los virus necesitan que el ribosoma tenga una anomalía en esa lectura del código genético del ARN, denominada “cambio de marco” (“frameshifting”), mediante la cual solo lea una o dos letras del ácido ribonucleico en una secuencia.

Tanto el coronavirus causante del COVID-19, como el VIH que provoca el sida, necesitan de estos “cambios de marco”, en general raros en las células humanas, para reproducirse, por lo que cualquier componente que consiga garantizar que esa lectura incorrecta del ARN nunca se produzca puede debilitar significativamente al virus.

“En términos generales, los tratamientos para las infecciones virales pueden dirigirse al virus, el huésped o los síntomas subyacentes de la infección. Los tratamientos antivirales funcionan interrumpiendo el ciclo de vida viral. Para el SARS-CoV-2, el ciclo de vida se puede dividir en tres etapas: entrada y tráfico de la célula huésped, replicación del genoma viral y empaquetamiento y salida de nuevos viriones”, apuntaron los investigadores en la revista Science.

Un enfoque antivírico alternativo es, según los científicos, “apuntar a las vías de la célula huésped que son esenciales para la replicación del virus, como la síntesis de proteínas”. Los virus dependen completamente del anfitrión para la traducción y desarrollaron una variedad de formas de explotar esta maquinaria para su uso. En las células humanas, la traducción se puede dividir en cuatro fases: inicio, alargamiento, terminación y reciclaje del ribosoma.

El estudio reveló este camino a seguir para atacar el virus, aunque no concreta qué componente o fármaco determinado podría eliminar las lecturas incorrectas del ARN, algo que quedaría ahora en manos de investigadores farmacéuticos.

Además, muchos virus dependen de vías de propagación del huésped similares, lo que lleva a que algunos antivirales tengan un amplio espectro de actividad contra múltiples virus. De hecho, en la práctica, muchos de los estudios de fármacos contra el COVID-19 constituyeron lo que se considera una “re prueba”, es decir, evaluar el uso de drogas ya aprobadas para otros fines -o combinaciones de ellas- para tratar el nuevo coronavirus, lo que sugiere que los antivirales descubiertos en la carrera para tratar COVID-19 pueden ser útiles para futuras epidemias.

A pesar del lanzamiento de vacunas en varios países, el descubrimiento de antivirales para tratar el SARS-CoV-2 sigue siendo importante. Ya existen preocupaciones sobre la aparición de variantes del SARS-CoV-2 que pueden ser menos susceptibles a las vacunas actuales. /Con información de Efe

Sigue leyendo

Trending