Conecta con nosotros

Perú

Investigación al presidente Vizcarra sigue en el limbo de la legalidad

Publicado

on

Fiscal de la Nación no intervendrá. Zoraida Ávalos no puede definir la competencia de un caso específico. Conflicto entre fiscales lo resolvería un fiscal supremo o podría llegar al Poder Judicial e incluso al Tribunal Constitucional y la CIDH por afectación al debido proceso y el derecho de defensa.

La fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, no intervendrá en el conflicto de competencia entre los fiscales del sistema nacional anticorrupción y el Equipo Especial Lava Jato en la investigación al exgobernador regional de Moquegua y actual presidente Martín Vizcarra.

“Conforme al marco constitucional y legal vigente, la fiscalía de la Nación carece de facultades para definir competencias en investigaciones en curso. En consecuencia, este despacho, al no ser un órgano de instancia, no podrá absolver la consulta efectuada”, señaló la fiscal de la Nación ante el oficio que le remitió el presidente de la República.

Vizcarra le había pedido que definiera qué fiscal era el competente para investigar la licitación y otorgamiento de la buena pro para la construcción de la “Línea de conducción Nº 1 Jaguay-Lomas de Ilo y sistema de riego y la ampliación y mejoramiento del hospital de Moquegua, nivel II-2”.

La fiscal de la Nación define la competencia funcional de los fiscales, por área territorial o especialidad, de manera general, no en un caso específico. “El ordenamiento legal vigente ha establecido los mecanismos procesales para dirimir o resolver los conflictos de competencia que puedan presentarse en las investigaciones o procesos judiciales en curso”, precisó Ávalos.

¿Cómo se activan esos procedimientos? ¿Quién los activa? ¿Cuál es el órgano de instancia competente para dirimir entre los fiscales especializados Elmer Chirre y Germán Juárez Atoche?

Las respuestas no son claras. Generalmente, los conflictos se dan entre fiscales provinciales y lo define el fiscal superior del caso específico, a partir de constatar cuál es el expediente más antiguo.

En el caso Vizcarra, el conflicto no es solo entre dos fiscales provinciales, sino entre el sistema anticorrupción y el Equipo Lava Jato, un híbrido, entre anticorrupción y lavado de activos.

Al igual que la fiscal de la Nación, los fiscales superiores coordinadores, Omar Tello y Rafael Vela, tampoco podrían intervenir pues su coordinación es administrativa, no de instancia. Aunque en algunos casos, Vela también actúa como órgano de instancia.

En una entrevista en TV, Rafael Vela habló que el conflicto lo debería resolver un fiscal supremo. Sin embargo, una fiscalía suprema penal no es el órgano de instancia inmediato en un caso específico. ¿Cuál es el fiscal superior competente? Uno de anticorrupción o uno del Equipo Especial, es lo que se discutía ayer en la fiscalía.

Sobre quién puede activar el procedimiento hay más claridad. En principio, la persona investigada afectada por dos investigaciones sobre los mismos hechos, esto es, el presidente Vizcarra y sus abogados.

Luego, la parte agraviada en el caso, representada por la procuraduría pública. El procurador general, Daniel Soria, definió que la procuraduría competente es la ad hoc del caso Lava Jato, Silvana Carrión. Eso generó la renuncia del procurador para casos de corrupción, Amado Enco.

También lo pueden hacer los mismos fiscales provinciales, Elmer Chirre o Germán Juárez. Ambos pueden plantear que un fiscal superior dirima, pero cada uno por su lado.

Rafael Vela, sea como coordinador o superior de instancia, se ha pronunciado a favor de Juárez. Como coordinador no adelantó opinión, pero si hoy actúa como órgano de instancia sí habría un adelanto de opinión que alguien podría cuestionar.

Si los fiscales superiores de cada sistema respaldan a cada provincial, recién entonces subiría a un fiscal supremo.

Germán Juárez Atoche

En su resolución de inicio de investigación, el fiscal Germán Juárez no sustentó por qué se consideraba competente para investigar el caso Vizcarra.

De lo que se conoce hasta ahora, en su resolución de inicio de investigación, el fiscal Germán Juárez no sustentó por qué se consideraba competente para investigar el caso Vizcarra.

De acuerdo con los antecedentes, para definir una controversia entre fiscales se revisa la especialidad y la antigüedad de las carpetas fiscales.

En lo que respecta a especialidad, al inicio Juárez se consideró no competente y le pidió a la fiscal de la Nación autorización para investigar a Vizcarra y, además, trasladó a un fiscal anticorrupción información del mismo colaborador de Obrainsa.

Recientemente cuando le niega la ampliación, el 16 de octubre se apresuró en iniciar la investigación con una interpretación amplia de la resolución que creó el Equipo Especial. Luego, abrió investigación a otros dos gobernadores regionales, de Arequipa y Ayacucho.

Sin embargo, es claro que los hechos referidos a Moquegua, Arequipa y Ayacucho no están vinculados al caso Lava Jato en Brasil, ni con las actividades del Club de la Construcción.

Los fiscales anticorrupción tienen clara su competencia. En cuanto a antigüedad, Chirre inició la investigación un día antes, el 15 de octubre. Pero eso no es todo. Chirre asumió las investigaciones que se realizaban en Moquegua a Martín Vizcarra que datan desde el 2014.

Por la fuerza no

Hasta ahora, el Equipo Especial Lava Jato ha definido cualquier controversia al interior del Ministerio Público por la fuerza del apoyo mediático y público, del que goza.

En esta oportunidad eso no será suficiente, dicen las fuentes. Si el fiscal superior o supremo se inclina del lado de la fuerza, antes que la legalidad, Vizcarra u otro investigado pueden recurrir al Poder Judicial, al Tribunal Constitucional o a las instancias internacionales.

Nueva cita

12 de noviembre. El fiscal Germán Juárez volvió a citar al presidente Martin Vizcarra para que declare sobre los sucesos de Moquegua, el 12 de noviembre. En nueva citación, Juárez dice que es el único que lo investiga y asegura que no existe otra investigación por los mismos hechos.

La colaboración eficaz no define competencia

Un procedimiento de colaboración eficaz no define la competencia de un fiscal. De aceptarse está posibilidad, el Ministerio Público abriría la puerta para que cualquiera que cometa un delito escoja un fiscal ante el cual acogerse a la colaboración eficaz.

Según las normas internas en una investigación, al acogerse a la colaboración eficaz, el aspirante debe informar al fiscal que tiene investigaciones en otras fiscalías. Los colaboradores de Obrainsa, ICCGSA y ATA debieron informar a Germán Juárez de sus investigaciones en Moquegua.

Ante esta situación, Juárez debió informar y trasladar a los fiscales de Moquegua la información aportada por el colaborador de los casos antiguos.

Juárez podía continuar con su investigación o, iniciar otras investigaciones, pero sobre hechos nuevos, no sobre aquellos que ya estaban en investigación en otra fiscalía. /Con información de LaRepública

Perú

Se registraron 996 nuevos casos de coronavirus en Perú.

Publicado

on

Por

El Ministerio de Salud (Minsa) informó este miercoles 22 de septiembre que se reportaron 996 nuevos casos de COVID-19, elevando el número total a 2 169 427.

La cifra de casos positivos de coronavirus en el Perú se incrementó de 2 168 431 a 2 169 427 este miércoles 22 de setiembre. Esto quiere decir que en las últimas 24 horas se registraron 996 nuevos casos.

Perú se encuentra superando la segunda ola de coronavirus y según afirmó el ministro de Salud, Hernando Cevallos: ”estamos frente a una alta posibilidad de haber iniciado la tercera ola.” La propagación de los casos se deben a las nuevas variantes del coronavirus.

La variante Delta del coronavirus, identificada por primera vez en la India y ya prevalente en el Reino Unido, ocasiona síntomas distintos a las versiones anteriores del COVID-19, según ha advertido Tim Spector, profesor de epidemiología genética de la universidad King’s College London.

La versión Delta provoca más mucosidad y dolor de garganta, pero menos tos y pérdida de olfato, según dice el experto, que dirige un estudio cuyas conclusiones todavía no han sido publicadas en una revista científica ni ha sido evaluado por pares.

Síntomas más frecuentes de la variante Delta del COVID-19

A partir de los datos recogidos por esa vía, ha divulgado una lista de las manifestaciones más habituales que provoca la variante Delta:

1. DOLOR DE CABEZA

2. DOLOR DE GARGANTA

3. SECRECIONES NASALES

4. FIEBRE

5. TOS

El epidemiólogo subraya que la tos es más infrecuente entre los infectados con la nueva variante respecto a las anteriores.

También ha descubierto, gracias a la participación ciudadana en su proyecto, que la pérdida de olfato que provocan otras variaciones del virus no aparece entre los diez síntomas más habituales con la Delta.

“La gente puede pensar que está pasando sólo un catarro estacional y continuar asistiendo a fiestas, donde pueden contagiar en torno a seis personas”, advierte Spector en un vídeo divulgado por su compañía, Zoe, y recogido por la cadena pública BBC.

Sigue leyendo

Perú

101 personas fueron dadas de alta este miércoles 22 de setiembre en Perú por covid-19.

Publicado

on

Por

El Ministerio de Salud detalla que son más de dos millones de peruanos que lograron superar el coronavirus; sin embargo, alerta en no bajar la guardia ante una posible tercera ola.

La recuperación de personas hospitalizadas por coronavirus en el Perú se incrementó de 2 143 388 a 2 144 784 este miércoles 22 de setiembre. Esto quiere decir que en las últimas 24 horas 101 fueron dados de alta. Sin embargo, es importante mantener los cuidados y vacunarse para evitar cuadros severos de COVID-19.

Perú se encuentra superando la segunda ola de coronavirus y según afirmó el ministro de Salud, Hernando Cevallos: ”estamos frente a una alta posibilidad de haber iniciado la tercera ola.” La propagación de los casos se deben a las nuevas variantes del coronavirus.

Sigue leyendo

Perú

Keiko Fujimori y Pedro Castillo se enfrentaron en último debate a días antes de las elecciones

Publicado

on

Por

Los candidatos a la Presidencia de Perú Keiko Fujimori y Pedro Castillo se enfrentaron este domingo en el segundo y último debate, donde la candidata lanzó una lluvia de propuestas de gasto público frente a su rival izquierdista, que trató de convencer apelando a su honestidad y origen humilde.

A lo largo casi tres horas de extenso debate, la hija y heredera política del ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000) no paró de disparar propuestas económicas y tildar a Castillo de machista y “tirapiedras”, por los ataques a una comitiva fujimorista en la víspera en la sureña ciudad de Arequipa, sede del debate.

Al frente, Castillo trataba de mostrarse sereno y no respondió con la misma contundencia a su contrincante, más concentrado en remarcar las grandes desigualdades del país y presentarse como un hombre íntegro frente a Fujimori, que afronta una acusación de 30 años de prisión por presunto lavado de dinero.

El candidato del partido izquierdista Perú Libre se preocupó de desmentir varias informaciones lanzadas contra él como que va a confiscar los ahorros de las personas y volvió a negar una vez más que sea “comunista” o terrorista”.

Entre la multitud de propuestas económicas de la candidata del partido fujimorista Fuerza Popular está la subida del salario mínimo.

También insistió en otras medidas ya brindadas durante la campaña para reactivar la economía como dar créditos de 10.000 soles (unos 2.600 dólares) a emprendedores que podrán comenzar a devolverlos después de cinco años y facilidades para la creación de empresas, con exoneraciones tributarias los primeros años.

También insistió en reducir el impuesto selectivo al consumo de los combustibles, dar directamente a la población el 40 % del canon minero y un bono de 10.000 soles a las víctimas de covid-19.

En educación, Fujimori planteó construir 3.000 nuevos colegios, entregar seis millones de computadoras, subsidiar el internet en las escuelas y ampliar programas sociales las becas universitarias Beca 18, mientras que también anticipó que ampliará programas sociales como Pensión 65 y Juntos, enfocados en población vulnerable.

Para la salud prometió tener a toda la población vacunada contra el covid-19 para final de año, algo en lo que también coincidió su contrincante, así como fortalecer el primer nivel de atención sanitaria.

El momento más tenso del debate se vivió al inicio, cuando Fujimori mostró una de las piedras con la que un grupo de simpatizantes de Castillo atacó a la comitiva fujimorista, parte de los distintos episodios violentos que se han dado por parte de ambos bandos en esta polarizada campaña.

“Usted está acostumbrado a tirar piedras. Con su lenguaje y sus mensajes de odio y lucha de clases, no solo ha generado agresiones de periodistas, sino también a ciudadanos”, le recriminó a Fujimori.

“Yo no estoy para lanzar piedras, estoy aquí para lanzar propuestas”, dijo Fujimori, que aspira por tercera vez a ser la primera mujer en presidir Perú después de perder en segunda vuelta las elecciones presidenciales de 2011 y 2016.

Por su parte, Castillo planteó la universalidad de la salud, internet gratuito en las escuelas, una descentralización de universidades y acceso libre a ellas, así como ampliar el programa de pensiones público a mayores de 60 años y otros nuevos para mejorar la alimentación de la población pobre.

“Devolvámosle al país su soberanía, política, económica y social. No traigo ramilletes de promesas, pero traigo este valor de lucha que he aprendido como rondero y profesor. Sé cómo se hacen las cosas. No más pobres en un país rico”, insistía Castillo, que también propone nacionalizar recursos naturales y proteger la producción local.

El bloque del debate más consistente para el maestro fue el de corrupción, donde tímidamente recordó el legado de corrupción del expresidente Fujimori y la acusación que afronta la misma candidata.

“¿No les suena que hablar con la corrupción es sinónimo de fujimorismo?”, se preguntó Castillo, cuyo golpe le fue devuelto por Fujimori al recordarle la condena por corrupción que tiene el líder de Perú Libre, Vladimir Cerrón.

“Ellos tiemblan. Ponen paneles para llamarte ‘terruco’ (terrorista), chavista y comunista, pero hoy mismo vuelvo a decir que renunciaré a mi sueldo de presidente. Conduciré el país con un sueldo de maestro. Yo estoy aquí por el Perú. No me mueve otro interés”, añadió.

Mientras Castillo cerró el debate apelando a que es momento de darle la oportunidad a un hombre andino para que recupere la dignidad del pueblo peruano, Fujimori prometió construir “un nuevo camino” con las pruebas que les lanzaron.

Ambos candidatos llegaban al debate con una igualdad máxima, en un virtual empate técnico según los últimos sondeos publicados a una semana de las elecciones, donde más de 25 millones de peruanos están convocados a las urnas el próximo domingo 6 de junio para elegir a la persona que gobernará Perú los próximos cinco años. /Con información de Infobae

Sigue leyendo

Trending