Conecta con nosotros

Asia

China impone sanciones a empresas estadounidenses por venta de armas a Taiwán

Publicado

on

China anunció este lunes que ha impuesto sanciones a las empresas estadounidenses Lockheed Martin, Boeing Defense y Raytheon por su vinculación con un preacuerdo para vender armas a Taiwán por valor de 1.800 millones de dólares (1.519 millones de euros).

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Zhao Lijian, citado por el rotativo Global Times, afirmó hoy que las sanciones son “en respuesta a la venta de armas” y también alcanzan a “otros particulares y entidades”, aunque no especificó los detalles.

Zhao adelantó la semana pasada que China daría “una respuesta legítima” después de que el Departamento de Estado estadounidense anunciara su intención de vender a Taiwán tres lotes de armas que incluyen misiles SLAM-ER y unidades HIMARS, un sistema lanzamisiles múltiple ligero.

Para que la venta se materialice, deben aprobarla tanto el Congreso estadounidense como el Legislativo taiwanés, según la agencia oficial taiwanesa CNA.

Es la segunda vez que China impone sanciones a la empresa armamentística estadounidense Lockheed Martin.

La primera vez fue en julio de este año, cuando esta llegó a un preacuerdo con Taiwán por valor de 620 millones de dólares para reparar y poner a punto misiles PAC-3.

La Agencia estadounidense de Cooperación en Seguridad de Defensa notificó la pasada semana al Congreso de EEUU su plan de venta para “respaldar los continuos esfuerzos de Taiwán por modernizar sus fuerzas armadas y mantener su capacidad defensiva”, así como “ayudar a mantener la estabilidad política y el equilibrio militar en la región”.

Asimismo, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores taiwanés, Joanne Ou, citada por CNA, afirmó que su departamento ha recibido una propuesta formal sobre la venta de armas, que sería la octava desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, accedió al poder.

Por su parte, su homólogo chino, Xi Jinping, exhortó la semana pasada a sus tropas a estar “listas para el combate” y afirmó que “un país fuerte se define por un Ejército fuerte que pueda ganar”.

Además, el periódico hongkonés South China Morning Post aseguró recientemente que “Beijing está avanzando en la militarización de su costa sureste para prepararse para una posible invasión de Taiwán” según fuentes del Ejército Popular de Liberación (EPL) chino, que habría desplegado allí misiles hipersónicos de alcance medio DF-17.

Según Global Times, estos misiles pueden jugar “un papel importante a la hora de frenar fuerzas extranjeras de Estados Unidos, Japón, Corea del Sur o Australia si intentan interferir en los asuntos internos de China”.

Taiwán se considera un territorio soberano con Gobierno y un sistema político propios bajo el nombre de República de China desde el final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas en 1949, pero Beijing mantiene que es una provincia rebelde e insiste en que retorne a lo que denomina patria común. /Con información de EFE

Asia

Detectan en Vietnam “muy peligrosa” nueva variante de la COVID-19

Publicado

on

Por

El Ministerio de Salud de Vietnam advirtió el sábado que descubrió una nueva variante de la COVID-19 que combina características de las dos mutaciones detectadas por primera vez en la India y el Reino Unido.

En comunicado publicado por la cartera de salud, explicaron que se trata de una variante “muy peligrosa”, mientras que aseguraron que pronto publicarían los datos del genoma de la nueva variante.

Según Nguyen Thanh Long, ministro de Salud del país, “da característica de esta cepa es que se propaga rápidamente por el aire. La concentración de virus en el líquido de la garganta aumenta rápidamente y se propaga con mucha fuerza al entorno circundante”.

El ministro explicó que esta es la octava variante del nuevo coronavirus detectada dentro de sus fronteras desde que la nación del Sudeste Asiático confirmó su primer caso el 23 de enero de 2020, refirió el medio Hindustan Times.

Nguyen detalló que la actual ola presenta una rápida tasa de transmisión debido a la aparición simultánea de múltiples brotes, especialmente en parques industriales, y señaló que los pacientes sufren síntomas más graves.

Sigue leyendo

Asia

Régimen chino comete “crímenes de lesa humanidad” contra la minoría uigur, afirma Human Rights Watch

Publicado

on

Por

China es culpable de “crímenes contra la humanidad” en su tratamiento opresivo contra los uigures y otras minorías musulmanas, sostuvo la organización Human Rights Watch (HRW) en un informe detallado publicado el lunes.

“El gobierno chino ha cometido, y sigue cometiendo, crímenes de lesa humanidad contra la población musulmana turca”, dice el informe.

Beijing ha encarcelado a más de un millón de miembros del principal grupo étnico en la región occidental de Xinjiang y mantiene a millones más bajo un estricto sistema de vigilancia y controles, según el informe de HRW y la Clínica de Derechos Humanos y Resolución de Conflictos de la Facultad de Derecho de Stanford.

“El objetivo aparente del gobierno chino al crear los campamentos es la eliminación de la cultura y religión musulmanas túrquicos”, subrayó, especificando las etnias uigures, kazajos, kirguises y otros grupos asentados en Xinjiang.

Las políticas en curso violan el Estatuto de Roma de 1998 de la Corte Penal Internacional (CPI), que dice que los ataques generalizados o sistemáticos contra una población civil son un crimen, según el informe de HRW.

La entidad culpó al gobierno chino de encarcelamiento ilegal, tortura y asesinato de uigures, y de políticas dedicadas al trabajo forzado y violencia sexual en su contra.

HRW afirmó además que el maltrato de los uigures por parte de Pekín se remonta a más de dos décadas, pero dijo que se han intensificado desde 2013 bajo el mandato del presidente chino Xi Jinping.

Impulsado por el nacionalismo y la islamofobia, el gobierno de Xi quiere asimilar a las comunidades musulmanas, según el informe.

HRW y los investigadores de Stanford no fueron tan lejos como para acusar a Beijing de cometer genocidio en Xinjiang, una denuncia que sí hicieron el gobierno estadounidense -tanto la administración republicana de Donald Trump antes de dejar el ejecutivo el 20 de enero como la del demócrata Joe Biden desde entonces- así como los parlamentos de Bélgica, Canadá y Holanda, y otros grupos de derechos humanos.

Es posible que la Cámara de los Comunes británica se sume a este último grupo durante el transcurso de esta semana, considerando que someterá a votación la declaración de que las acciones de Beijing efectivamente constituyen genocidio el 22 de abril.

La moción fue presentada por miembros de todos los partidos políticos británicos con presencia en la Cámara, y los organizadores esperan que al menos dos tercios de los miembros del Parlamento voten a favor de ella.

Según reportó The Guardian, es posible que se solicite a los ministros del gabinete de Boris Johnson que se abstengan, dado que el gobierno cree que la potestad de realizar una declaración de esta naturaleza solo corresponde a tribunales internacionales.

El ministerio de Relaciones Exteriores sí apoya la posibilidad de que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, lleve a cabo una investigación libre y sin trabas en Xinjiang.

No obstante, la relación con el ejecutivo de Boris Johnson, Beijing ya ha impuesto sanciones a parlamentarios críticos de sus acciones contra la minoría musulmana, entre ellos Tom Tugendhat, el titular del comité de relaciones exteriores.

En contraste, Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Europea también han impuesto medidas contra funcionarios de Beijing involucrados en la política contra los uigures, lo mismo que empresas que se valen de su trabajo forzado para producir bienes en la región, sobre todo algodón. China ha respondido con acciones de la misma naturaleza. /Con información de Infobae

Sigue leyendo

Asia

EEUU y Filipinas expresan su preocupación compartida por la concentración de buques militares en el Mar de China Meridional

Publicado

on

Por

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y su homólogo filipino, Teodor Locsin, expresaron en una conversación telefónica sus “preocupaciones compartidas” por la concentración “de buques de la milicia marítima de China” en el Mar de China Meridional.

Así lo señaló el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, quien precisó que Blinken y el titular de Exteriores de Filipinas advirtieron sobre la concentración en el arrecife de Whitsun.

“Ambos han reiterado su llamado a Beijing de acatar el fallo de arbitraje de 2016 emitido de conformidad con la Convención sobre el Derecho del Mar”, dijo Price.

Blinken reafirmó también la aplicabilidad del Tratado de Defensa Mutua entre Estados Unidos y Filipinas de 1951 al Mar de China Meridional.

Asimismo, ambas partes han dado la bienvenida a una “cooperación bilateral y multilateral mejorada” en la zona, ha relatado el portavoz.

Estados Unidos aumentó su presencia militar en el Mar de China Meridional, en medio de las maniobras cada vez más agresivas de Beijing en esa zona estratégica del Indo-Pacífico.

Entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves, el buque de asalto anfibio multipropósito USS Makin Island y el buque de transporte anfibio USS San Diego navegaron a través del Estrecho de Malaca, según mostraron datos satelitales obtenidos por la Iniciativa de Investigación de Situación Estratégica del Mar de China Meridional (SCSPI), una organización con sede en Beijing.

Los marineros del USS Makin Island realizaron además “un ejercicio de entrenamiento con fuego real”, según tuiteó el jueves el Comando del Indo-Pacífico de los Estados Unidos el jueves, junto con un hashtag que pedía un “Indo-Pacífico libre y abierto”.

La presencia del buque anfibio se registra después que un grupo de portaaviones liderado por el USS Theodore Roosevelt realizó ejercicios con Malasia el martes y miércoles.

Según el SCSPI, el destructor de misiles guiados USS Mustin también estaba operando en el Mar de China Oriental el sábado; asimismo, el destructor estadounidense USS John McCain pasó por el Estrecho de Taiwán el miércoles.

En respuesta, China desplegó su portaaviones Liaoning desde el estrecho de Miyako frente al suroeste de Japón para realizar “ejercicios programados” cerca de Taiwán.

El despliegue ocurre en momentos en que Beijing muestra cada vez menos reparos en revelar su intención de hacerse con casi todo el Mar de la China Meridional, una vía marítima estratégica donde se cree que hay valiosos depósitos de petróleo y gas, y que también es reclamada por Taiwán, Filipinas, Brunei, Malasia, Japón y Vietnam. Un tribunal internacional dictaminó en 2016 que el reclamo chino no tiene base legal.

Desde hace años China mantiene una disputa territorial con Vietnam, Brunéi, Malasia y Filipinas sobre varias islas ubicadas en el mar de la China Meridional. En la plataforma continental de estas islas se descubrieron importantes reservas de hidrocarburos, especialmente en las islas Xisha (las islas Paracel), Nansha (las islas Spratly) y Huangyan (el arrecife de Scarborough). /Con información de Infobae

Sigue leyendo

Trending