Conecta con nosotros

Venezuela

Condiciones de hacinamiento a migrantes aplica el régimen de Maduro incrementando propagación del COVID-19

Publicado

on

Las condiciones de hacinamiento y falta de higiene a las que las autoridades del régimen someten a los cerca de 130.000 migrantes que han retornado al país provoca el incremento de la transmisión de la COVID-19, denunció este martes la ONG Human Rights Watch (HRW).

Así se desprende de un informe elaborado por HRW y los centros de Salud y Derechos Humanos de la Universidad Johns Hopkins, en el que instan a los ministros de Relaciones Exteriores de los países latinoamericanos a que aborden con urgencia la situación de los retornados en el próximo encuentro del Proceso de Quito.

En su informe, ambas instituciones detallan que hallaron “condiciones insalubres y de hacinamiento” en los centros donde se “obliga a los retornados a cumplir cuarentena, con escaso acceso a alimentos, agua o atención médica”.

A muchos de los retornados “se les ha exigido permanecer en centros de cuarentena” durante más tiempo que los 14 días recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que, según el informe, se debe a demoras en las pruebas de diagnóstico de COVID-19 y, cuando han protestado, han sido amenazados.

Al respecto, la doctora y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, Kathleen Page, afirmó que “enviar a los retornados a centros de cuarentena insalubres y sobrepoblados, donde es imposible cumplir con las medidas de distanciamiento social, es una fórmula perfecta para propagar la COVID-19”.

Aunque las condiciones en los centros “varían considerablemente”, según los datos recabados por HRW entre junio y septiembre, la mayoría de los retornados que entrevistaron les indicaron “que la capacidad de estos centros estaba seriamente desbordada y había múltiples personas en cada habitación”.

Afirmaron que tuvieron serias dificultades para acceder a atención médica y alimentos, incluso agua potable y productos para los niños pequeños.

Tal y como recordó HRW, el hacinamiento en estos centros donde pasan sus cuarentenas “hace que el distanciamiento social resulte imposible” y en algunas instancias, la gravedad del trato a los retornados “podría constituir trato degradante”, lo que está prohibido por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, entre otros instrumentos jurídicos vinculantes.

Asimismo, aseguraron que “no se aplica ningún estándar común a todos los centros”, conocidos como Puntos de Atención Social Integral (PASI) y que son administrados por funcionarios públicos o fuerzas de seguridad, incluyendo la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada).

Por ello, las condiciones, al igual que el acceso para los trabajadores humanitarios, “varía considerablemente dependiendo de quién esté a cargo”.

HRW explicó que el pasado 10 de julio pidió información a las autoridades venezolanas sobre su respuesta “ante la hostilidad oficial hacia los retornados y las condiciones precarias en las cuales son recibidos” y no han obtenido respuesta.

El director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, explicó que “los retornados venezolanos están expuestos a un riesgo mayor de COVID-19 en ambos lados de la frontera” y afirmó que “el Proceso de Quito es una oportunidad para que los gobiernos brinden apoyo y mejoren el modo en que ellos mismos tratan” a los compatriotas que vuelven al país.

Del Proceso de Quito forman parte doce países de América Latina: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guayana, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay, que buscan dar respuesta a la crisis migratoria de Venezuela.

HRW insta a los países que forman parte del proceso que “soliciten al secretario general de la ONU, António Guterres, su intervención para formalizar un programa eficaz de apoyo a los retornados en la frontera entre Colombia y Venezuela, con participación de expertos en salud pública y liderado por la Organización Panamericana de la Salud”.

También a que exhorten “a las autoridades venezolanas a permitir acceso irrestricto a actores humanitarios y a la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU para monitorear las condiciones en los centros” donde permanecen los retornados.

Por otra parte, HRW explica que muchos venezolanos no tienen estatus legal regular en los países donde viven, por lo que a menudo carecen de acceso a atención médica y otros servicios, como pruebas de detección de COVID-19 o tratamiento para esa enfermedad.

Pese a que, en algunos países, como Perú, Ecuador y Colombia, indican haber incluido en los servicios de salud a refugiados y migrantes cuyas pruebas dan positivo o quienes se sospecha que tienen COVID-19, esos servicios no alcanzan a quienes tienen un estatus migratorio irregular.

“Por ello, miles de venezolanos -incluyendo niños y niñas, adultos mayores, hombres y mujeres, incluso embarazadas – están volviendo a su país de origen, muchos del mismo modo en que huyeron anteriormente, es decir, a pie”, sostienen.

Finalmente, denuncian que el 8 de junio, el régimen de Nicolás Maduro limitó el ingreso diario por cruces fronterizos oficiales a 100 o 300 personas, dependiendo del lugar, y en algunos cruces sólo permite el ingreso tres días en semana.

“Desde entonces, las multitudes que esperan para ingresar se han aglomerado en albergues improvisados al lado de carreteras, con escaso distanciamiento social”, concluyen.

Por todo ello, explican que los trabajadores humanitarios prevén que la cantidad de venezolanos varados en el lado colombiano de la frontera llegue a miles de personas a medida que las autoridades colombianas levanten las restricciones de viaje dentro del país.

Del otro lado, las autoridades de Colombia también anticipan que, con la futura reapertura de la economía colombiana, es probable que cerca de 144.000 venezolanos vuelvan a instalarse en este país, “sobre todo, considerando que Venezuela sigue atravesando un contexto de inestabilidad económica y política”. /Con información EFE

Venezuela

Tornado en Margarita deja varias viviendas afectadas (Videos)

Publicado

on

Por

El fenómeno metereológico fue reportado en las redes sociales a través de fotografías y videos difundidos por los mismos habitantes.

Según reseñó el periodista Daniel Colina en su cuenta Twitter, el tornado afectó principalmente las viviendas y el sistema eléctrico en la Parroquia Zabala, urbanismo la Encrucijada.

Hasta el momento se contabilizan 23 viviendas afectadas por voladuras de techo, caída del sistema eléctrico, derrumbe de algunas estructuras y portones.

Por su parte Luis Vargas, especialista en climatología, pronósticos y observaciones, confirmó la escala del fenómeno: “En la escala Fujita mejorada que va desde EFU a EF5 pudiéramos estar hablando de un EF0 (105-137 km/h) o hasta un EF1 (138-178 km/h)”.

Sigue leyendo

Venezuela

Venezuela podría quedar sin clases presenciales por alto índice de contagios con variante Delta

Publicado

on

Por

Maduro advirtió que la Gran Caracas podría quedar fuera del inicio de clases presenciales y de la flexibilización económica que se decretará para noviembre y diciembre si no se controla el número acelerado de contagios que ya ha alcanzado la media de 90 por cada 100.000 habitantes, que es más del triple del promedio nacional.

En consecuencia, ordenó a las autoridades sanitarias intensificar el proceso de vacunación en la capital, ya que está proliferando la variante Delta de la covid-19, una de las más contagiosas conocidas hasta ahora.

Asimismo, Maduro instó a la población capitalina a mantener las medidas de prevención, aunque no anunció medidas especiales de corto plazo, como sería, por ejemplo, ampliar la cuarentena radical, como se hizo, por ejemplo, en los municipios fronterizos cuando el contagio se salió de los niveles de contención.

Maduro observó que el brote de coronavirus en el Área Metropolitana de Caracas se ha agudizado en las últimas dos semanas y manifestó que no ha bajado.

“Yo quiero alertar a la Gran Caracas, alerta, porque los contagios de coronavirus en la Gran Caracas se han disparado desde hace dos semanas y no han bajado, algo está pasando en la Gran Caracas”, subrayó.

Según los datos que difundió, “el promedio nacional de casos de coronavirus es de 23 casos por cada 100.000 habitantes”, lo que supone “un promedio bajo pero que pudiera estar mucho mas bajo si no es” por Caracas.

“Si así siguiere, no podríamos flexibilizar (en) noviembre y diciembre Caracas, quedaría la Gran Caracas exceptuada de la flexibilización y del inicio de clases”, insistió.

Sigue leyendo

Venezuela

GNB rescatan a 680 mineros que estaban secuestrados por el Tren de Aragua

Publicado

on

Por

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) rescató en Bolívar a 680 trabajadores de las minas que permanecían secuestrados por la organización delincuencial Tren de Aragua, según fuentes militares.

La operación de rescate se llevó a cabo en el sector minero Peramanal, municipio Sucre (Maripa), Bolívar. En el despliegue participaron agentes adscritos a la Dirección General de Contrainteligencia Militar y del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro, reseñó Últimas Noticias.

Una vez en el sitio, la comisión policial-militar sostuvo un enfrentamiento con integrantes del Tren de Aragua, catalogado como una organización terrorista, según el reporte. Allí resultó abatido un miembro de la banda y dos heridos, cuyas identidades está en proceso de verificación.

Concluida la refriega se procedió al rescate de los 680 secuestrados. En el lugar del suceso, los funcionarios colectaron un fusil calibre 7.62 mm, cuatro cargadores de Fusil Automático Liviano, 68 cartuchos calibre 7,62 x 56 mm, una pistola 9 mm, marca Tanfoglio, tres cargadores, 12 cartuchos 9 mm, cinco cargadores de AK-47, ciento cincuenta cartuchos calibre 7.62 x 49 mm, cuatro sweaters camuflados y tres motos, marcas Empire, modelos 150, color negro y azul, sin placas.

El Ministerio Público abrió un procedimiento por porte ilícito de arma de fuego, resistencia a la autoridad, terrorismo y secuestro

Sigue leyendo

Trending