Conecta con nosotros

Venezuela

Urgente: Human Right Watch y la Universidad Johns Hopkins reclamaron ayuda humanitaria para Venezuela

Publicado

on

Human Right Watch (HRW) y los Centros de Salud Pública y Derechos Humanos de la Universidad Johns Hopkins han presentado este martes un informe en el que reclaman a la comunidad internacional ayuda humanitaria urgente para que Venezuela pueda hacer frente a la pandemia de la COVID-19.

A día de hoy se han registrado oficialmente 1.121 contagios y 10 muertos por el nuevo coronavirus, pero según la ONG la cifra real debe ser mucho mayor debido a la escasa disponibilidad de pruebas fiables, la falta de transparencia de la administración e incluso “la persecución contra profesionales de la salud y periodistas que cuestionan la versión oficial”.

“Estamos ante una situación gravísima. La falta de agua en hospitales ya era un enorme problema para el colapsado sistema de salud venezolano antes de la pandemia. Ahora, los médicos no tienen agua para lavarse las manos, que es una de las medidas básicas para prevenir el contagio”, explicó en una videconferencia José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW.

A su juicio, “las autoridades, fieles a lo que se hace en dictadura, se preocupan más por ocultar cifras y perseguir a quienes denuncian la realidad en el país, incluyendo médicos y periodistas, que en contener la pandemia. Lo cierto es que no sabemos cuántos casos hay en realidad, pero sí sabemos que en el contexto que documentamos, es imposible que sean los 1.000 casos que sostienen las autoridades”.

“La vida de muchos venezolanos depende de que el secretario general de la ONU lidere una respuesta humanitaria urgente y a gran escala y de que las democracias preocupadas por Venezuela prioricen presionar a Nicolás Maduro, el principal responsable, para que permita el acceso de esta respuesta humanitaria”, demandó.

Por su parte, la doctora Katheleen Page, profesora de la facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, aseguró que “la imposibilidad de Venezuela para hacer frente a la pandemia de la COVID-19 podría provocar que más personas intenten huir del país, lo que desbordaría aún más los sistemas de salud de los países vecinos, poniendo en peligro más ampliamente la salud en la región”.

El informe de la ONG y la Johns Hopkins reclama que el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y el coordinador de socorro de emergencia de Naciones Unidas, Mark Lowcock, asuman el liderazgo de la ayuda humanitaria.

Y también que el Grupo de Lima y los gobiernos de EEUU y la Unión Europea ejerzan presión sobre las autoridades venezolanas para que permitan una “respuesta humanitaria a gran escala liderada por la ONU”, que ayude a prevenir una “propagación catastrófica” de la COVID-19.

“Es crucial que los gobiernos preocupados por la situación venezolana despoliticen la asistencia humanitaria y que el de EEUU se asegure de que las sanciones vigentes no agraven la crisis ni obstaculicen los esfuerzos humanitarios”, asegura el documento.

En noviembre y diciembre de 2019, un equipo de HRW y de los Centros de Johns Hopkins realizó entrevistas telefónicas a profesionales de la salud en 14 hospitales públicos de Caracas y cinco estados (Anzoátegui, Barinas, Bolívar, Lara y Zulia). Todos ellos, salvo uno, brindaban atención de alta complejidad.

Las organizaciones también llevaron a cabo entrevistas de seguimiento a algunos profesionales de la salud, y otras a actores humanitarios y expertos en sanciones entre marzo y mayo de 2020.

Las conclusiones de la investigación, que se realizó en parte antes de la pandemia, demuestran que el sistema de salud venezolano es particularmente precario y no tiene las condiciones para lidiar con la COVID-19. Preocupan especialmente que sea habitual la escasez de agua y la falta de saneamiento e higiene. Los acontecimientos en el país en los últimos meses acentúan esta preocupación.

Los profesionales médicos y de enfermería entrevistados dijeron que prácticamente no hay jabón ni desinfectante en sus hospitales. Con el aumento de la inflación y la devaluación de los salarios, cada vez les resulta más difícil llevar su propios instrumental, tales como jeringas o guantes. Es común que los cortes de agua afecten a los hospitales de Caracas.

En otros en zonas remotas, los cortes de agua han durado semanas e, incluso, meses. Los pacientes y el personal de la salud se ven obligados a llevar su propia agua para consumo, para lavarse las manos antes y después de los procedimientos médicos, para limpiar instrumentos quirúrgicos y, a veces, para descargar los inodoros.

En una encuesta a proveedores de servicios de salud sobre la capacidad del sistema sanitario venezolano para hacer frente a la COVID-19, el 31,8 % de los trabajadores de hospitales no contaban con agua potable y el 64,2 % informaron de un acceso intermitente al agua potable entre el 27 de febrero y el 1 de marzo.

El 21 de mayo, un dirigente sindical médico informó que un sondeo de 16 hospitales y centros de salud en Caracas reveló que había escasez de agua en 8 de ellos, de guantes en 7, y de jabón y desinfectante en 15.

Según este informe, la enfermedad también podría transmitirse con rapidez en los barrios populares y en las cárceles superpobladas debido a la falta de garantías básicas de salud pública y de acceso a un suministro de agua suficiente.

“Las condiciones de pobreza, hacinamiento habitacional y desnutrición en las que se encuentran muchos venezolanos son el ámbito ideal para que se propaguen enfermedades infecciosas”, concluye el trabajo.

La crisis humanitaria, política y económica en Venezuela ha provocado la mayor migración de la región en las últimas décadas. Más de cinco millones de venezolanos se han ido del país, y han llevado consigo enfermedades que habían sido erradicadas en la región, como el sarampión, recuerdan los expertos.

Los sistemas de salud de estados vecinos ya están sobrepasados intentando atender las necesidades de los exiliados venezolanos. Si bien varios miles de ellos recientemente decidieron regresar a su país por las paupérrimas condiciones en que vivían en el exterior, “es improbable que el éxodo se detenga y el brote de coronavirus en Venezuela agravará todavía más la situación”, augura el informe.

Además de pedir a la ONU que lidere, bajo la cooperación internacional, una respuesta humanitaria urgente y a gran escala, en este documento se pide que el resto de países presionen a Venezuela para que permita el pleno acceso del Programa Mundial de Alimentos de la ONU y sus socios, posibiliten que los trabajadores humanitarios locales e internacionales brinden asistencia humanitaria y tengan acceso a todos los hospitales y centros de salud para proveer insumos y asistencia.

También se requiere que se permita a los profesionales de la salud y a los trabajadores humanitarios realizar su trabajo sin represalias y cerciorarse de que puedan desplazarse libremente por toda Venezuela, incluso durante la cuarentena, emitiendo salvoconductos y asegurando que tengan un acceso prioritario a la gasolina.

Asimismo, el informe reclama que se autorice a expertos independientes revisar y publicar toda la información epidemiológica existente para lograr una mayor transparencia sobre la verdadera magnitud de la emergencia humanitaria.

También se hace un ruego directo a EEUU para asegurar que nadie será penalizado por financiar o proveer asistencia humanitaria a Venezuela en este periodo de crisis de salud pública, establecer procedimientos para que las empresas y las organizaciones puedan enviar esa ayuda sin controles excesivamente burocráticos ni demoras innecesaria y apoyar activamente un “esfuerzo humanitario robusto” liderado por la ONU en el país. /Con información de Infobae

Venezuela

Hoy 14 de Enero día de la Divina Pastora

Publicado

on

Desde 1856 cada 14 de enero, es llevada en majestuosa procesión, desde la iglesia de Santa Rosa ubicada a ocho kilómetros de Barquisimeto, la bendita imagen de la Divina Pastora, Patrona de la “Ciudad Crepuscular” y de los larenses.

A causa de la Pandemia, se limitaron las majestuosas actividades previstas para esta festividad religiosas.

Este año, para la visita número ciento sesenta y seis a Barquisimeto, será movilizada en el «Pastora Móvil »

En años anteriores, cuando se cumplían las actividades programadas por las autorirades eclesiásticas larenses, recordamos la emotiva participacion de la grey.

La preciosa imagen recibe extraordinaria vestimenta, donada anualmente por diferentes instituciones.

Este año el vestido ha sido donado por la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado.

Con la primera parada en la Santa Iglesia Catedral, visitaba más de sesenta templos ubicados en la capital del estado.

Periplo que se extiende hasta el domingo de Ramos antes de la Semana Santa, fecha de regreso a Santa Rosa del Cerrito.

Verdadero y multitudinario acto de fe, donde se muestra la devoción del pueblo por su “pastorita”.

El milagro de la erradicación del cólera

En 1835 el presbítero José Macario Yépez fue designado Vicario Foráneo de Barquisimeto. Dos años después fue nombrado Cura Interino de la iglesia Inmaculada Concepción, y al poco tiempo pasó a ser el párroco responsable del acontecer eclesiástico de toda la parroquia. Fue un vicario que además del ejercicio dinámico de sus funciones tuvo una dilatada y conocida trayectoria pública, por lo que supo ganarse el respeto y el aprecio de todos los estratos sociales de la colectividad barquisimetana.

En 1855 llegó a Barquisimeto la epidemia de cólera que azotaba el país. Como el contagio y el número de fallecidos aumentaba cada día, el padre Yépez decidió enfrentarla convocando el 14 de enero de 1856 a una rogativa en el sitio de Tierritas Blancas, donde habían colocado días antes, para la protección de los pobladores, una Cruz Salvadora. Impartió instrucciones para que se hicieran las gestiones necesarias, con el fin de traer al sitio la imagen de la Divina Pastora desde Santa Rosa y la del Nazareno desde la iglesia de la Concepción. Buscaba realzar la rogativa, promoviendo el encuentro de ambas imágenes ante la Cruz Salvadora. El Nazareno llegó primero y la gente, de rodillas, esperó pacientemente la llegada de la Divina Pastora. El padre Yépez, acompañado del presbítero José María Raldiriz, su amigo y colaborador más inmediato, presidió la ceremonia mientras los feligreses oraban, implorando el cese de la epidemia. Dicen que a partir de ese día la epidemia comenzó a perder su intensidad y hubo menos víctimas. Culminó la ceremonia ante la Cruz Salvadora y la imagen sagrada no regresó a su iglesia, sino que fue llevada a la iglesia Concepción, donde fue recibida por el Padre Yépez, quien había ofrecido dar una plática para concluir a lo grande la rogativa. Sus palabras resonaban en la iglesia, suplicando la ayuda celestial y exhortando a los fieles a que acudiesen confiadamente ante la Divina Pastora para implorar su amparo y protección, cuando de repente, en mitad de su discurso, el sacerdote cayó de rodillas ante la imagen de la Divina Pastora y con los brazos en cruz, ofreció su vida para que la epidemia tocara su fin, exclamando: “Virgen Santísima, Divina Pastora, en aras de la Justicia Divina, por el bien y salvación de este pueblo te ofrezco mi vida. Madre mía, Divina Pastora, por los dolores que experimentó tu divino corazón, cuando recibiste en tus brazos a tu Santísimo Hijo en la bajada de la Cruz, te suplico Madre Mía, que salves a este pueblo, ¡Que sea yo la última víctima del cólera”

La epidemia efectivamente terminó gracias a la intercesión milagrosa de la Divina Pastora, y el padre Yépez, al morir el 16 de junio de 1856, se convirtió en la última víctima de esa ola de cólera. Fue así como quedó determinado que José Macario Yépez ofreció su vida el 14 de enero de 1856, en un sacrificio pleno de bondad y entrega, para salvar la ciudad de la epidemia de cólera. Esa es la tradición que ha perdurado hasta el presente, grabada en la memoria colectiva de los barquisimetanos.

Testimonios de sus milagros

Sucesos como el del terremoto del 26 de marzo de 1812 y la erradicación de la peste del cólera en el año 1856, ciertamente marcan los milagros históricos de la Divina Pastora. Sin embargo, la gran cantidad de feligreses que asisten todos los años a visitarla demuestra cada una de obras que le son atribuidas y que su difusión es hecha en menor escala.

Obras tan relevantes como una sanación hasta un simple acompañamiento espiritual son inmensamente agradecidos por sus devotos. El amor por esta advocación de la Virgen llega a tal punto que la celebran desde cualquier lugar del mundo en donde se encuentren grupos de venezolanos organizados.

Atentados contra su devoción

El 26 de mayo de 2011, un grupo desconocido de vándalos destrozaron parte del monumento de la Divina Pastora, ubicado en el distribuidor Santa Rosa en el estado Lara. Las cabezas de las ovejas fueron decapitadas y el rostro de la Virgen recibió un impacto de bala.

​Otra de las imágenes atacadas con manchones de pintura, fue un mural ubicado en la plaza Macario Yépez, al final de la carrera 19 con inicio de la avenida Lara.

Además de otra imagen en la Plaza de la Basílica Menor de Nuestra Señora de Coromoto en la Av. Libertador, también fue totalmente destruida.

Murales en el distribuidor del Obelisco también fueron teñidos con pintura roja.

Por otra parte imágenes de Nuestra Señora de Coromoto como Nuestra Señora del Rosario,​ y el Beato José Gregorio Hernández en los estados Yaracuy y Portuguesa también recibieron atentados vandálicos.

El 14 de marzo de 2015 fue robada la corona de la Divina Pastora. El hecho ocurrió cuando ingresaron al museo y rompieron uno de los vidrios que protege los objetos de la virgen, entre los que se encontraba la corona Otro hecho más reciente.

Una escultura de la imagen de la Divina Pastora, colocada para el pasado 14 de enero de 2016 en la avenida Lara, tramo del llamado «Paseo de la Devoción», fue quemada durante horas de la madrugada. Unos antisociales responsables de este hecho, calcinaron la venerada imagen alrededor de las 12:10 de la medianoche.

Sigue leyendo

Venezuela

^Aviso Oficial^ para jubilados y pensionado públicos deben enviar la fe de vida 2022

Publicado

on

Los jubilados, pensionados por incapacidad, sobrevivientes dependientes de todo el país, deben enviar la fe de vida de 2022, proceso que pueden cumplir entre los meses de enero y marzo.

El comunicado fue enviado a los distintos ministerios para dar cumplimento al artículo 37 del Reglamento de la Ley del Estatuto sobre el Régimen de Jubilaciones y Pensiones de Funcionarios o Empleados de la Administración Pública Nacional de los Estados y Municipios.

Jubiladospensionados2021@gmail.com, es el correo que deben utilizar los interesados para enviar el documento de fe de vida y pueden tramitar este procedimiento en los meses de enero, febrero y marzo de 2022, requisito indispensable para continuar percibiendo el pago por concepto de jubilación por ente ministerial.

FE DE VIDA: Atención Personal docente, administrativo y obrero en condición  de jubilado y pensionado TECH 24H

Debido a la emergencia declarada en marzo de 2020, no se abrirá recepción de este documento de manera presencial y así continuar con las medidas preventivas para evitar el aumento de contagios por la COVID-19.

También dejan claro los ministerios que la fe de vida debe llevar sello húmedo, presentada por la prefectura o jefatura civil, tribunal o notaría, contactos telefónicos y dirección completa del ente público donde se emitió la fe de vida, fecha de expedición, huellas dactilares, dirección y teléfonos del titular del beneficio, fotocopia de la cédula, foto del beneficiario mostrando la fe de vida, y los familiares de un beneficiado que haya fallecido recientemente deben enviar el acta de defunción, con los documentos antes mencionados.

Sigue leyendo

Venezuela

Javier Ceriani asegura que Chyno Miranda está hospitalizado en Venezuela: ‘y está muy delicado de salud’

Publicado

on

El periodista argentino Javier Ceriani aseguró durante la transmisión de su programa «Chisme No Like» que el cantante venezolano Chyno Miranda estaría hospitalizado en su país por estar grave a nivel de salud.

De acuerdo con lo explicado por Javier y su compañera Elisa Berinstain, al parecer el intérprete estaría atravesando otra crisis de salud, pues se encuentra delicado y desintoxicándose en el país criollo, en la que madre solo puede verlo 2 veces a la semana.

«La decadencia de Chyno es grave, porque ahora esta pagando lo que le hizo a Natasha con su cuerpo. Y de repente después del COVID quedo con muchas secuelas y con una delicada enfermedad que lo mantenía a él desde tener que aprender a caminar, hablar…», dijo la animadora.

Por el momento, el Chyno Miranda ni su equipo ha hecho ningún tipo de pronunciamiento acerca de la situación.Recordemos que, fue Javier Ceriani quien destapó la separación del cantante con Natasha Araos.

Sigue leyendo

Trending