Rusia decidió impedir la entrada de los ciudadanos de Irán al territorio ruso como medida de precaución para impedir la propagación del brote del nuevo coronavirus, según ha informado la agencia de noticias rusa Sputnik.

El Kremlin ha informado en un comunicado que ha ordenado al Servicio Federal de Seguridad que “suspenda temporalmente la entrada de ciudadanos de Irán a través de la frontera de Rusia con fines de capacitación y empleo, así como con fines privados, turísticos y de tránsito”.

La restricción ha entrado en vigor a las 00.00 horas de este viernes. Irán es uno de los países de Oriente Próximo más afectado por el brote del nuevo coronavirus, que se ha cobrado 34 víctimas mortales en la República Islámica, según el reporte oficial difundido en las últimas horas, que agregó ocho nuevos decesos.

El portavoz del Ministerio de Salud iraní, Kianoush Jahanpour, dijo el jueves en una conferencia de prensa que el recuento de contagios había aumentado a 245 con 106 casos más confirmados, la cifra más alta en un solo día desde que Irán anunció sus primeras infecciones el 19 de febrero. La República Islámica tiene el mayor número de muertes por el virus fuera de China, donde el COVID-19 surgió por primera vez.

Una de las siete vicepresidentes se convirtió en el último alto funcionario infectado a medida que la propagación parecía acelerarse. Se trata de Massoumeh Ebtekar, que supervisa los asuntos de las mujeres.

Ebtekar, ex portavoz de los estudiantes que tomaron como rehenes a 52 estadounidenses en la embajada de EE.UU. en Teherán en 1979, está siendo tratada en su casa y los miembros de su equipo se han sometido a pruebas, informó la agencia estatal de noticias IRNA.

Mojtaba Zolnour, jefe del comité de seguridad nacional y asuntos exteriores del Parlamento, también contrajo el virus, apareciendo en un video publicado por la agencia de noticias Fars diciendo que estaba en autocuarentena. El clérigo es diputado de la ciudad sagrada chiíta de Qom, en el centro de Irán, donde se detectaron los primeros casos del país.

El anuncio de Zolnour llega dos días después de que otro alto funcionario, el viceministro de salud Iraj Harirchi, jefe del grupo de trabajo del gobierno sobre el coronavirus, dijo que él también había contraído el virus. Según los informes de los medios de comunicación, entre los fallecidos en Qom el jueves estaba el teólogo Hadi Khroroshahi, que en 1981 fue nombrado primer embajador de Irán en el Vaticano. /Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here